Una tragedia esperando ocurrir: 37 niñas murieron quemadas en Guatemala mientras protestaban

Este 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, Guatemala vivió uno de los capítulos más negros de su historia.

La mañana de este miércoles un grupo de niñas de la casa hogar Virgen de la Asunción, ubicada en el municipio de San José Pinula en Ciudad de Guatemala, protestaban por los abusos sexuales y físicos cometidos por las autoridades.

No era la primera vez que alzaban la voz. En 2016 la organización Grupo de Ayuda Mutua (GAM) denunció junto con algunas víctimas esta situación ante las autoridades y la opinión pública.

José David López publicó, en octubre de ese año, un reportaje en Plaza Pública  sobre violaciones ocurridas en el 2012, donde también alertaba que la crítica situación seguía rebasando el albergue. En ese entonces se tenía el registro de 807 niños y adolescentes que habitaban el lugar, a pesar de que su capacidad era de 500.

José David también denunció en el reportaje que en 2013, una adolescente de 14 años fue asesinada. La menor murió ahorcada con una bufanda por dos de sus compañeras, de 14 y 15 años.

Este miércoles la casa ardió en llamas, aparentemente, el fuego inició cuando un grupo de adolescentes prendió fuego a unas colchonetas. Este grupo recién había sido recapturado por la Policía Nacional Civil tras una fuga masiva. Las chicas habían sido encerradas en una de las alas por temor a que volvieran a huir. El reportaje de José David deja muy claras las razones por las que lo habrían hecho.

Los adolescentes estaban sancionados por extorsión. Las niñas tenían objetos punzocortantes escondidos en el pelo. Agotamos el diálogo con las niñas. No podíamos aceptar un informe que dice que ese lugar es un gallinero en donde se tortura a los niños. Considero que la causa del amotinamiento, porque no les gusta la comida, no era válida. No hubo negligencia. No voy a presentar mi renuncia como Secretario de Bienestar Social. El Presidente ordenó anoche a la policía que encontrara y regresara a los 60 adolescentes fugados. El problema es que los jueces mezclan a los niños que han cometido delitos con niños abandonados por sus familias. Pedimos al Ministerio Público que investigue pero no responsabilizamos directamente a nadie. El Presidente no vino a participar en la conferencia porque está atendiendo asuntos urgentes de la nación. Se termina esta conferencia de prensa.”

Esa fue la primera explicación del gobierno de Guatemala ante la ciudadanía, como si la tragedia fuera una coincidencia, un “daño colateral” y no resultado de una sistemática falla del estado y sus instituciones para atender a poblaciones vulnerables.

Con información de Plaza Pública y Univisión.

_____

_____

Previo

México: campeón del mundo en Hockey

Siguiente

Capturan a presunto asesino de Isidro Baldenegro. Fue un móvil “personal”, dice a la fiscalía

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *