Tukarima: La joven mexicana que preserva la lengua wixárika

Recientemente revisamos en Tercera Vía, la propuesta de un jóven estudiante para traducir el español al zapoteco, por medio de una aplicación. Pero no se trata del único caso de jóvenes comprometidxs con su lengua. Ahora Tukarima Marina Iyaly Carrillo Díaz, estudiante de la maestría de educación intercultural bilingüe de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) Unidad 181 Tepic, elabora material didáctico para la enseñanza y preservación de la lengua y cultura wixárika (huichol), a partir de la investigación de su maestría en curso.

La investigadora señaló que el tema de su investigación fue la pérdida de la lengua originaria en la costumbre de los jóvenes y niños wixaritari en comunidades del municipio Del Nayar, dijo que el objetivo es buscar métodos didácticos y pedagógicos para fortalecer y recuperar su idioma.

“Para fortalecer nuestra lengua indígena wixárika, o huichol como le llaman occidentalmente, pretendo realizar un memorama de 32 cartas, donde se muestran, por ejemplo, los nombres de nuestros abuelos o dioses, como Tatewari, que es el fuego, lo que es un marakame (chamán) y otros elementos de nuestra cosmovisión, llevo un cincuenta por ciento de avance, pero estoy buscando financiamiento para que se haga digital, en un software”, declaró.

FB IMG 1473628410486Carrillo Díaz señaló que una primera versión de su trabajo se diseñará con tarjetas de papel, simulando los nierikas (tablas de madera con dibujos hechos de estambre y cera) que en su pueblo sirven para realizar ofrendas o contar historias o sueños, de una manera gráfica; sin embargo, la idea de digitalizarlos surge porque la tecnología ha arribado a las comunidades indígenas, a través del Internet y dispositivos móviles.

“En las comunidades están llegando las TIC (tecnologías de la información y comunicación), y me preocupa porque en las tabletas que dieron en las escuelas, los niños no saben qué uso darles, algunos las vendieron, otros las usan para cosas poco productivas y se puede aprovechar que quienes las mantienen, aprendan a conservar su identidad indígena”, resaltó.

A pesar de mantenerse en un medio rural, con las dificultades de acceder a vías de comunicación, las nuevas generaciones de wixaritari (huicholes en plural) han sido influenciados por el acceso a la tecnología, aseguró Carrillo Díaz, quien detectó a partir de su investigación de campo que en algunas comunidades del municipio Del Nayar, los niños de educación básica no hablan su lengua y desconocen costumbres.

“Apliqué entrevistas con maestros y niños, en comunidades del municipio Del Nayar, en dos planteles educativos del Naranjito del Copal con 80 niños, en nivel secundaria con 32 estudiantes; en la comunidad Paso de Álica, entrevisté a 64 alumnos de nivel básico, y  en  todas, a los maestros se les aplicó un cuestionario donde obtuve información para saber la situación del uso de la lengua materna de la comunidad”, resaltó.

Los resultados fueron que la lengua wixárika entre estos grupos está en desuso, los menores ya no hablan ni saben cantos y juegos tradicionales, además de que ya no se les impone el nombre originario.

FB IMG 1473628461080“Las familias ya no usan la lengua para criar a sus hijos, en Paso de Álica, por ejemplo, los niños de primer grado ya no saben nada de la lengua y las costumbres, ya no les ponen su nombre originario y la mayoría de los padres, aunque lo sepan, dejan de practicar la lengua y los rituales”, concluyó.

Taniuki: Libro para recuperar ‘nuestra lengua’

Tukarima Carrillo Díaz fue galardonada en el año 2014 por la Presidencia de la República con la distinción del Premio Nacional de la Juventud, en la categoría de Fortalecimiento de la Lengua Indígena, por la realización, en conjunto con otros investigadores, también wixaritari, de investigaciones y material didáctico para el fortalecimiento de su lengua y cultura.

Entre este material, se encuentra el Taniuki (Nuestra lengua), un libro que a modo de diccionario y material didáctico pretende formar a personas no nativas wixárika en el uso y dominio de esta lengua, de un modo sencillo, dijo la activista.

“Se elaboró con otros investigadores de la Universidad Autónoma de Nayarit, auspiciado por el Pacmyc (Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias), la UAN y el estado, en el 2008 en una primera edición y 2012 la segunda edición, para enseñar la lengua wixárika; estuvo encabezado por el doctor en lingüística aplicada Saúl Santos García”, asentó.

El libro ha sido un éxito y se encuentra en bibliotecas de las universidades públicas de México, a la venta al público se encuentra agotada la segunda edición que hizo el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), pero pronto será publicada una tercera edición.

Con información de Agencia CONACyT

Previo

Trump analizado: guerra, política exterior y retórica.

Siguiente

La filosofía de un atlista