El mercado feminista que combate la violencia económica

Nacido en las entrañas del Facebook el Mercadito Feminista Contra la Violencia Económica es una iniciativa que surge como alternativa económica  ante la precarización y la falta de oportunidades laborales a las que se enfrentan las mujeres.

Construido a partir de la solidaridad, este proyecto tiene como objetivo crear una red de cooperación entre las mujeres que habitan la Ciudad de México y el área metropolitana. Por lo cual, este espacio se reúne en la “Casa de Integración de la Mujer (CIAM) Mariposas Iztacalco” (calle Sur 20 esquina Oriente 229) en la colonia Agrícola Oriental, todos los martes de 15 hr. a 18 hr. para que todas las mujeres que se interesen puedan participar bajo los principios de la economía solidaria.

El espacio tiene como propósito que se compartan o comercialicen artículos y productos de proyectos productivos independientes hechos por mujeres. Así como también servicios a partir de profesiones y oficios. Todos los objetos, productos y servicios se ofrecerán a un precio solidario, el cual es establecido tomando en consideración las posibilidades de las participantes.

Bajo este principio, también se ponen a la venta artículos de segunda mano en buenas condiciones. Por supuesto, se pueden intercambiar los productos y servicios a partir del truque, una alternativa que resignifica el valor de los objetos de acuerdo al uso que puede darle alguien más. Además el espacio también permite la libre donación de los artículos y los servicios.

Este mercado se asume como un proyecto feminista, anticapitalista, anarquista y autogestivo. En este sentido, mantiene la consigna de que los objetos y productos  tengan costos reducidos según el contexto económico de cada participante. Por esta razón está prohibida la venta de artículos nuevos producidos por corporaciones así como servicios que reproduzcan la imposición de odio o promuevan estereotipos sobre el cuerpo de las mujeres.

A partir de la creación del grupo en Facebook, en el año 2016, este proyecto se fue gestando en diferentes espacios de la misma Ciudad de México como el Quiosco Morisco de Santa María la Rivera y en el “Punto Gozadera”, en donde se llevaron a cambio los primeros intercambios y ferias de trueque. El proyecto también está en busca de nuevos espacios.

Actualmente el grupo en Facebook supera las 7600 participantes y cuenta con un blog en construcción, al que pueden acceder dando click aquí. Bajo la experiencia de las mismas organizadoras y participantes, “este espacio ha permitido ir más allá del intercambio, construyendo relaciones y redes de solidaridad, fraternidad y acompañamiento, a diferencia de otros bazares o espacios de intercambio en las redes sociales”.

Sin lugar a dudas, este es un proyecto que vale mucho la pena conocer, reconocer y difundir.

Previo

Cuando una película mediocre se vuelve nota por el morbo

Siguiente

Ciclo de cine gratuito en el Munal celebrará el universo femenino