#VibraMéxico, un llamado que no logró la unidad ni en la calle y ni en las redes

Por:
Víctor Hugo Ábrego
Paloma López-Portillo
Rossana Reguillo

Hace poco más de una semana que diferentes organizaciones, grupos de intelectuales, televisoras y universidades en México llamaron a una marcha que tenía como fin “defender los derechos de todos, demandar un buen gobierno y celebrar el orgullo de ser mexicano”. Mucho se ha opinado sobre el éxito/fracaso de la convocatoria. Buscando aportar datos empíricos a la discusión, presentamos un informe sobre lo ocurrido con los hashtags #VibraMx, #VibraMexico, #VibroContraPeña y #MexicoUnido en Twitter.


______

Es un hecho que la convocatoria generó mucha mayor discusión en las redes que en las calles, donde finalmente participaron personas de la Ciudad de México, Monterrey, León, Colima, Hermosillo, Tabasco, Mérida, Culiacán, Puebla, Cuernavaca, Morelia, Irapuato, Guadalajara, Tequisquiapan, Pachuca, San Miguel de Allende, Coahuila, Chihuahua, Tampico y Toluca, mientras que fuera del país el llamado tuvo eco en algunas ciudades de Estados Unidos y en la capital de Alemania, Berlín. Al margen de lo anterior, la disputa por el sentido de la marcha fue el gran tema en redes, antes, durante y después del 12 de febrero.

A continuación presentamos una muestra de 607 comunidades de usuarios que interactuaron alrededor de los hashtags #VibraMx, #VibraMexico y #VibroContraPeña. El grafo recoge 15728 interacciones de los nodos más activos entre el sábado 11 y el domingo 12 de febrero:

Una aproximación más depurada al mismo grafo (abajo) nos permite apreciar la intensidad con que tres perfiles se hicieron presentes en la conversación. Se trata de las cuentas de los periodistas Jenaro Villamil y Julio Hernández López, quienes tenían posturas críticas respecto a la marcha, así como el perfil de twitter de Enrique Peña Nieto. Es importante aclarar que aunque la cuenta @EPN se perfila como un nodo muy grande, no orienta en modo alguno la conversación: su tamaño se debe a que esa cuenta fue inflada por el número de menciones de otros usuarios. En redes, el nodo está configurado por la tracción con otros nodos, y no por su presencia en sí en la red:

Por su parte, la comunidad de organizadores apareció con mucha menos intensidad que la comunidad de críticos en los mismos días:

Una guerra de hashtags: diferentes nodos buscan hegemonizar el sentido de la marcha.

Además de los hashtags más fuertes, las redes muestran que a pesar de los esfuerzos de los organizadores por “neutralizar” el tono de la marcha y por controlar el sentido de la conversación, emergieron otras etiquetas que buscaban politizar la toma de las calles. El grafo elaborado a partir de los hashtags #VibraMx, #VibraMexico, #MexicoUnido y #VibroContraPeña muestra no sólo el repudio a la postura de Donald Trump contra México, sino una fuerte presión para politizar las calles con hashtags como #fueraPeña, #noalgasolinazo, #fueracorrupción, entre otros, lo que permite ver las articulaciones temáticas no jerárquicas ni controladas por los organizadores que los usuarios de twitter lograron construir para “contaminar” la pulcritud original de esta protesta:

Según distintos reportes, la convocatoria a las calles movilizó a nivel nacional a cerca de 40 mil personas. Esa cifra fue considerada “muy baja” por quienes criticaron la marcha desde el principio, y a la vez fue declarada “un buen inicio” por quienes la promovieron y asistieron. Victoria o derrota, lo que nos permitió la discusión pre, durante y post #VibraMx fue dar un paso más hacia los acontecimientos aumentados y la lógica transmedia: cuando las redes, los medios tradicionales y las calles, en una danza aleatoria, van configurando una experiencia, como síntoma de la intensa disputa por el rumbo que debe tomar la sociedad civil y el gobierno en la actual coyuntura.


Fuentes:

Previo

Recordamos a Hunter S. Thompson con dos grandes textos

Siguiente

¿A qué medios le compra publicidad tu gobernador? Los retan a transparentarlo