El favorito para la presidencia francesa es Emmanuel Macron

¡No tan rápido Marine Le Pen! De acuerdo a un reporte de El País, las preferencias en la carrera electoral francesa por la presidencia han cambiado a causa de escándalos mediáticos y ahora el ex ministro Emmanuel Macron es el favorito para ganar. Joven, sin puestos de elección popular ganados y siendo una especie de estrella en ascenso, Macron era uno de los funcionarios que más lucía en la administración de François Hollande antes de dimitir de su puesto como Ministro de Economía y empezar su propio movimiento, llamado En Marcha.

Con Hollande fuera de la carrera presidencial, Macron tuvo moralmente el camino libre para perseguir algo que [de acuerdo al reporte] se veía lejos cuando sólo era un consejero del entonces presidente francés. Esta semana se ha consolidado su posición en las preferencias electorales, citamos:

Importantes empresarios como Didier Casas, director general de Bouygues; prestigiosos economistas, como Jacques Attali o Jean Pisani-Ferry; promotores de start-ups, intelectuales, pensadores… Macron se ha convertido en un polo de atracción. Incluso teme morir de éxito. “No queremos un PS bis”, reitera el secretario general Ferrand a la vista de tantas adhesiones socialistas.

Uno de sus rivales en la izquierda francesa es Benoît Hamon,, también ex ministro, y considerado demasiado de izquierda para los socialistas, lo que da una ventaja a la relativa postura moderada de Macron. Entre los izquierdistas franceses, Hamon triunfó en las primarias con un 58.65% de preferencia, también ayudado por la negativa de Hollande para buscar la reelección. De acuerdo a El Confidencial, los planes de Hamon resultan demasiado utópicos para ser atractivos a la mayoría de los votantes. Citamos:

Defiende un ideario en favor de la ecología, de la legalización del cannabis o de una política de inmigración menos restrictiva. Pretende además derogar la reforma laboral que promovió el propio Valls auspiciado por Hollande. Su propuesta estrella, no obstante, es la de la renta básica universal para todos los franceses mayores de edad.

Otra de las circunstancias que ayudan a Macron en las preferencias es que otro de sus rivales, François Fillon tiene investigaciones en curso por fraudes laborales y recursos dirigidos tanto a su mujer como a sus hijos. Incluso ya ha perdido perdón a la opinión pública, sin despedirse de la contienda electoral.

Le Pen, quién en cierta manera ha sido comparada como la Trump de Francia, es la competencia más fuerte para Macron.

Previo

La historia gráfica del feminismo, el anarquismo y las protestas sociales digitalizada

Siguiente

¿Quieres ser un conocedor de la ópera?