¿Es válido el #Jitomatazo de Arne aus den Ruthen? En realidad, no.

Arne aus den Ruthen llegó a la fama luego de una polémica estancia en el puesto de City Manager de la delegación Miguel Hidalgo. A la par de su trabajo oficial, realizaba transmisiones en vivo vía Periscope para difundir un tipo de operativos donde exhibía en público y con todo el poder de su cargo, a ciudadanos “gandallas”.

El caso más sonado fue el de #LordMeLaPelas

En ese operativo, el entonces funcionario fue atacado por el supuesto grupo de escoltas del empresario mexiquense, Raúl Libién, quién lo llamó por teléfono para recordarle de manera prepotente su opinión acerca de cumplir la ley.  Días después hubo otro encontronazo y Arne incluso fue privado de su libertad algunos minutos. En su momento reportamos:

Arne aus de Ruthen, un funcionario de la Miguel Hidalgo, ha sido golpeado y capturado por elementos de seguridad privada. Todo esto mientras realizaba una transmisión acerca de un operativo de seguridad en la calle Reforma.

“Súbete hijo de”… decían los escoltas mientras subían al servidor público a una camioneta para privarlo de su libertad.

De manera irónica, el City Manager renunció a su cargo por algo propio de un #VecinoGandalla [frase acuñada por él mismo]: irregularidades en el uso de suelo de un edificio. Su jefa, la delegada Xóchitl Gálvez no perdió la simpatía por Arne ya que si bien aceptó su remoción del cargo, declaró que “la corrupción está en otro lado”. Ambos manifestaron que el asunto del edificio era una venganza política operada desde el Gobierno de la CDMX. La empatía de Gálvez con su ex funcionario es tanta que incluso lo invitó a su administración a pesar de que él impugnó personalmente la candidatura de la pánista e incluso movió en medios el tema de que fue su equipo y no el PRD-DF quienes impugnaron. La delegación no era algo nuevo para Arne ya que fue delegado en 2009, por el PAN, antes de intentarlo por vía independiente y perder ante Xóchitl Gálvez.

Convertido en una especie de figura mediática, Arne ahora mantiene un canal de YouTube y la figura del Poder Anti Gandalla:

En una maniobra de redes sociales que resultó medianamente popular, el otrora City Manager organizó gente vía Facebook y Twitter para lanzar jitomatazos contra el líder de la banca priísta, el diputado César Camacho Quiroz. Arne declaró en Periscope que su propuesta “es una buena alternativa, con esta iniciativa vamos a poder ubicar con nombre apellido y rostro, quienes cobran los bonos navideños”.

Camacho Quiroz declaró a medios que lo haría, además de considerar al hecho como una “cobarde emboscada” y reporta MVS que ya denunció a Arne ante la PGR por amenazas pero todavía se está decidiendo si es delito o falta administrativa. El diputado federal Sesma Suárez (PVEM) opinó que “violencia llama violencia” y calificó a Camacho Quiroz como alguien respetable.

_____

_____

Camacho Quiroz el año pasado fue parte de los priístas que lanzaron gritos homófobos en la Cámara.

Otro legislador que fue vocal en su rechazó a la violencia fue Roberto Gil (PAN), quién fue apuntado por Arne en Twitter como una de las siguientes presas del jitomatazo, a lo que el panista le realizó la no-tan-pacífica aclaración de que “le faltarían manos”

Si bien Arne ha tenido una exposición en medios masivos nacionales considerable, su canal de YouTube se encuentra en un espectro poco popular en relación a su cobertura. A un día de ser publicado, el vídeo oficial del jitomatazo a Camacho Quiroz sólo tiene 19 mil vistas, mientras que cuenta con 142 mil seguidores en Twitter y sus suscriptores en YouTube apenas son 22 mil. El resto de sus vídeos se mantienen muy debajo de las 10 mil visitas.

En su megáfono tuitero, Arne se ha expresado contra las marchas como forma de manifestación colectiva:

Y también ha demostrado no estar del todo enterado en los asuntos que comenta, por ejemplo tiene datos pocos precisos acerca de los diputados que sí rechazaron el bono navideño

O bien, hace público su apoyo a un legislador federal que votó a favor del gasolinazo y consecutivamente ha apoyado al PRI en la Cámara


Con todo el historial que hay detrás, resulta curioso el que exista alguien que ha sido parte del sistema de partidos, y primordialmente un político, que se asuma con la superioridad moral de aventar jitomatazos, rechazar otro tipo de expresiones (marchas) y alentar a la ciudadanía en el tema de agresiones físicas.

Es tangible el rechazo y hartazgo de la ciudadanía con respecto a excesos como el bono navideño, que en efecto, aceptó el priísta Camacho Quiroz. ¿Dónde se debe resolver? En las siguientes elecciones.

¿Resuelve algo el jitomatazo? Más allá de dar prensa para Arne y elevar su notoriedad, no tanto. ¿Es justicia? Sólo si piensas que Periscope es un tribunal.


¿Qué opinas? ¿Tiene cabida en una discusión civilizada el tipo de denuncia de Arne aus den Ruthen? Cuéntanos en los comentarios.

Previo

Las Miss Universo son mucho más que una "cara bonita"

Siguiente

Xochimilco: tierra colapsada

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *