Investigadores de Oaxaca son premiados en Londrés por crear novedoso material

Investigadores de la Universidad del Papaloapan (Unpa) en Tuxtepec, Oaxaca, crearon un material de construcción con desechos de celulosa y ceniza de caña de azúcar que, en pruebas de laboratorio, alcanzó una resistencia 300 por ciento superior al concreto.

El material fue desarrollado por la doctora Martha Poisot y el doctor Axel Villavicencio para emplearse en la construcción de casas de interés social, como resultado del proyecto Sistema de construcción ecoeficiente para viviendas de interés social financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Fondo para Proyectos de Desarrollo Científico para Atender Problemas Nacionales.

¿Cómo está compuesto?

El material —denominado PAS— es un compósito formado principalmente por desechos de celulosa y ceniza de caña de azúcar que mediante una reacción química forma una estructura resistente. Los investigadores utilizaron desechos procedentes de industrias de la región con el propósito de ayudar al medio ambiente. Para diseñar el material y realizar las pruebas de laboratorio fue necesaria la colaboración de otros especialistas provenientes de distintas universidades del país.

Sus características y beneficios

En cuanto a las características del material, Poisot y Villavicencio mencionaron que el PAS evita que los iones emigren hacia el acero y, de esta forma, impide la aparición de corrosión. En las estructuras construidas con concreto, comúnmente existe un deterioro de dentro hacia fuera debido a la humedad del material. El doctor en arquitectura Axel Villavicencio, del Instituto de Ingeniería en Diseño de la Unpa, destacó entre sus beneficios el confort térmico, la durabilidad y la resistencia.

“Normalmente un concreto debe soportar un estructural de 250 kilogramos por centímetro cuadrado; en las pruebas con prensa, el PAS resiste hasta 750 kilogramos por centímetro cuadrado, por lo que tiene mayor resistencia. Además, es completamente impermeable y acústico, posee una baja densidad. Se puede decir que el PAS tiene una garantía mayor al concreto”, afirmó.

Impacto social

En primera instancia fue pensado para la elaboración de viviendas en caso de desastres naturales gracias a un diseño que permite construirlas en una semana. De igual forma, el costo en comparación con un tabique de cemento disminuye hasta en 30% y, debido a que los paneles de PAS no llevan junta y solo un mínimo de varilla, es posible ahorrar 50 por ciento en el sistema de construcción.

La profesora Martha Poisot añadió que el material diseñado para el sistema de construcción ecoeficiente consume 20 por ciento del agua que se usa para la fabricación del concreto, al tiempo que disminuye las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que se generan durante la fabricación del cemento. Con esta innovación, los investigadores ganaron recientemente el primer lugar en el Newton Fund Video Competition, organizado por la Royal Academy of Engineering de Londres, Inglaterra.

El futuro para este producto

Los investigadores resaltaron la importancia de brindar una alternativa en cuanto a diseños y materiales de construcción que garantice la comodidad de los habitantes, disminuya los costos y, principalmente, resulte benéfica para el medio ambiente. Agregaron que continúan con la fase de mercadeo del proyecto, el cual se efectuará con el financiamiento obtenido como premio en el Newton Fund Competition.

Con información de Agencia Conacyt

Previo

Se despide Otto Dix de México: última semana en exposición

Siguiente

Rape College: campeones y violadores