Gendarmería golpea periodistas en Tijuana tras desalojo en planta de Pemex

Manifestantes, reporteros y reporteras fueron agredidos por un grupo de agentes de la gendarmería nacional en Tijuana.

La agresión sucedió cuando las autoridades comenzaron con el desalojo de un plantón que por cuarto día consecutivo impedía la salida de pipas de la planta Pemex ubicada en Playas de Rosarito.

Laura Sánchez, colaboradora de El Universal resultó con golpes visibles en la cara,  fue golpeada a puño cerrado en el pecho y la cara por dos agentes mujeres mientras intentaba grabar a un manifestante que estaba siendo sometido en el piso. 20 periodistas más resultaron afectados por el gas pimienta, al igual que los manifestantes.

De Sánchez y su esposo Luis Alonso Pérez, también periodista, se desconoció su paradero por algunas horas. Ya fueron puestos en libertad y se encuentran realizando las denuncias correspondientes.

Varios reporteros también fueron detenidos, pese a que se identificaron.

El plantón organizado como parte de las protestas de contra el aumento de la gasolina en el país había ocasionado el desabasto de 100 gasolineras en el estado y estaba a punto de afectar las operaciones del aerouerto según las autoridades.

Con información de Proceso y El Universal

Previo

Entrevista inconclusa con Ricardo Piglia: "Me importa menos la literatura que la muerte"

Siguiente

Se despide Otto Dix de México: última semana en exposición