Federer, su majestad

El enfrentamiento entre Roger Federer y Rafael Nadal significa el enfrentamiento dos de los mejores tenistas de todos los tiempos. Veamos los números: cuando se han enfrentado en finales, Rafael Nadal ha ganado 14 veces y Federer 7; cuando lo hacen en un Grand Slam, como en esta ocasión, el español ha ganado 6 y el suizo 2. Han jugado 5 horas y cinco minutos para decidir un campeonato en Roma y para construir alrededor de ellos una historia épica.

En el Grand Slam de Australia se han enfrentado en la final en 3 ocasiones, y Nadal ha ganado todas. En Roland Garros, 5 ocasiones y Nadal ha ganado las 5, y en Wimbledon, Federer ha ganado en 2 ocasiones y Nadal en una, en un partido inolvidable. (Estos 7 minutos son de consumo necesario)

En total se han enfrentado en 34 ocasiones: 23 veces ha ganado Nadal y 11 Federer. La rivalidad construida dentro de la cancha de tenis es de mutua admiración y caballerosidad, ambos se han desvivido en elogios:

“Para mí es un privilegio, para los dos es muy especial competir de nuevo en una final, después de atravesar ambos muchos problemas”- Rafael Nadal

“Probablemente sea su fan número 1” Roger Federer

Rafael Nadal es el vigésimo primer deportista más rico del mundo y Roger Federer el cuarto, con una fortuna de 67.8 millones de dólares, según Forbes. Federer, con 35 años, podría estar en su casa, disfrutando a sus gemelas y su fortuna, pero decidió seguir jugando.

Ha ganado 17 Grand Slams y al iniciar la temporada no tenía posibilidades de ganar alguno: su edad, sus lesiones y el gran nivel de Andy Murray y Djokovic así lo decían; incluso no había pronósticos de que pudiese llegar a alguna final, como tampoco lo había para Nadal. El español es el lugar número 9 del ranking ATP y Federer el 17. Sus mejores momentos ya fueron, pero a ese nivel deberíamos de hablar de un presente continuo: siempre que juegan, siguen siendo.

Rafael Nadal ha ganado 14 Grand Slams, tiene 30 años, y una lesión extraña lo ha alejado de alcanzar la cifra de Federer. Federer ha ganado 307 partidos de Grand Slams y Nadal 203, Federer tiene 88 títulos y Nadal 69. Federer ha estado 302 semanas como número 1 del ranking ATP y Nadal 141.

Los números hablan por sí solos: pasarán a la historia como dos de los mejores tenistas de todos los tiempos. El espectáculo que generan y generarán si se vuelven a entfrentar estará limitado por las lesiones y el cansancio de ambos, pero también impulsado por la nostalgia de lo que fue y lo que es ver jugar tenis a Nadal y Federer en su máximo nivel. Cada partido del Australia Open de ambos jugadores ha sido una constante agonía; la afición, llena de nostalgia, aspiraba a que ambos llegaran. Cada set o juego perdido alejaban ese deseo que al final se cumplió.

Roger Federer puede estar cansado después de 19 años como profesional, después de 15 años de haber vencido a Sampras en Wimbledon a 5 sets, después de ser el mejor tenista de la historia…pero Federer no cede, no cae en la mediocridad, no es el atleta común, no es el estereotipo de deportista millonario. Federer no presume lujos, y por el contrario, humaniza el deporte: desde la relación con su esposa, con sus hijas y los elogios a Nadal, inspira a las personas ordinarias a ser mejores profesionales aunque las condiciones vayan en contra.

_____

_____

Por otra parte, como escribió Guillermo Ortiz en Letras Libres, “nadie puede apostar en contra del mejor tenista del mundo”. Tiene razón. El debate eterno sobre quién es el mejor deportista de todos los tiempos estará liderado por Jordan y Federer, quienes pasaron a la eternidad en una marca conjunta de zapatos.

“Roger y yo somos similares en que ambos jugamos para ganar. Ambos sabemos cuan importante es estar listo en todo momento, ya sea que estés 10 puntos abajo en un juego de basketball o en un set de tennis, siempre crees en ti mismo y puedes volver a tu zona” lanzó Jordan.

“Solía ver a Michael todo el tiempo mientras crecía. En 1988 yo tenía 7 años y fue cuando realmente me metí al basketball, futbol y tenis”, regresa la flor Roger

El futuro de Roger Federer no depende de las empresas, del dinero o de los títulos: el futuro de Federer, su majestad, está garantizado alrededor del profesionalismo, de la calidad, de la humanización del deporte y la trascendencia humana a través de una raqueta. Pase lo que pase, siempre me referiré al suizo como: Roger Federer, su majestad.

Extra: 10 momentos curiosos en la carrera de Federer https://www.youtube.com/watch?v=R0JilMf1HeQ

Previo

Un verdadero liberal jamás será nacionalista

Siguiente

Cientos protestaron contra la prohibición de Trump a refugiados y musulmanes

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *