3º Caravana Tarahumara en CDMX contra el despojo y la injusticia

Históricamente las comunidades Tarahumaras han sufrido de despojo e injusticias. Un ejemplo de ello fue la imposición del proyecto turístico de las Barrancas del Cobre, que comenzó su desarrollo  sin una consulta previa de las comunidades de Huitosachi y Bacajípare, en el municipio de Urique. Otro ejemplo más fue cuando fueron invadidas las tierras de cultivo y zonas de rituales de la comunidad de Mogotavo con la estación de ferrocarril del Divisadero.

Como estos hay muchos más casos con los que estas comunidades han tenido que lidiar y luchar para exigir sus derechos. Hace más de tres años solicitaron, en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la instalación de mesas de alto nivel para que el gobierno federal mexicano atendiera sus demandas. Esto nunca se llevó a cabo, pero desde 2013 y después de cabildear con funcionarios y legisladores lograron concretar una reunión con el Senado.

Para acudir a dicha cita convocaron a la  primera Caravana por la Justicia en la Sierra Tarahumara del 2 al 6 de junio del 2013. Con sus propios recursos se trasladaron desde Chihuahua gobernadores indígenas y líderes comunitarios de ocho comunidades rarámuris y una tepehuán, y los equipos de asesores de las organizaciones Consultoría Técnica Comunitaria, Alianza Sierra Madre y Tierra Nativa a la Ciudad de México.

Por tercer año consecutivo Caravana arriba a la ciudad con el mismo objetivo: dar seguimiento, con funcionarios de los tres poderes de gobierno, a diversas problemáticas pendientes, la mayoría de ellas vinculadas a la defensa de su territorio. Este año, particularmente, se reunirán con Jan Jareb, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos.

La Caravana estará en la ciudad hasta el 8 de diciembre y en este tiempo pretenden, además, realizar diversos foros para detallar la realidad que viven sus pueblos, en el cual se puntualiza la grave situación de despojo y amenaza de la que continúan siendo objeto en sus territorios. Tres organizaciones de la Red en Defensa del Territorio Indígena en la Sierra Tarahumara. han realizado un informe de 63 páginas que ya presentaron en un coloquio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).  El jueves estará en el Senado y en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

La Caravana está integrada por ocho comunidades indígenas serranas: Bacajípare, Bosques de San Elías Repechique, Coloradas de la Virgen, Choréachi (Pino Gordo), El Mochomo, Huitosachi, Mala Noche y Mogótavo.

Las comunidades de la Sierra Tarahumara han reivindicado sus derechos a través de la justicia. Sin embargo, el informe que presentaron plantea que el sistema juega en su contra: los 13 litigios –juicios agrarios, amparos, procedimientos administrativos y juicios civiles– que las comunidades estudiadas protagonizaron desde el 2007 siguen pendientes de ejecución o en trámite, aun cuando tribunales dictaminaron a favor de los defensores.

Por si fuera poco, los jueces desconocen las peculiaridades culturales de los indígenas como su lengua, además de que en este proceso se cuentan presiones ejercidas contra jueces para fallar contra los indígenas, acoso y hostigamiento por agentes de la fiscalía estatal, allanamiento de las oficinas de la organización Tierra Nativa y demás prácticas de intimidación.

Con información de Proceso, Reforma e Hilo Directo.

 

_____

_____

Previo

Video del día: Ronaldinho engañó a todo el Barcelona

Siguiente

La Ciencia también reune a las masas: 100 mil personas colaboran en un experimento de física cuántica

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *