Poemas chinos de Duo Duo para enfrentar el invierno

Duo Duo es el seudónimo de Li Shizheng, uno de los autores más reconocidos de la poesía contemporánea en china. Junto a otros compañeros de su generación, se opuso a los dictados estéticos del Partido Comunista y se incorporó a la corriente de poesía subterránea denominada “Brumosa” o “Nebulosa”. Después de la masacre de la Plaza de Tiananmen el 4 de junio de 1989, decidió exiliarse en Europa. En 2004 decidió regresar a su país.

El poeta chino Duo Duo (Beijing, 1951) recibirá el Premio de Poesía Nuevo Siglo de Oro/ New Golden Age Poetry Prize 2016 en el marco del Primer encuentro de poemas DI/VERSO el día domingo 20 noviembre a las 12 hrs. en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

A continuación presentamos una breve muestra de su poesía:

 

 

No hay

No hay nadie para despedirme

no hay nadie para despedirse

no hay nadie para despedir a los muertos, cuando amanece

no había confines limpios

sino el idioma, vuelto hacia los confines donde la tierra desaparece

_____

_____

sino la carne abierta de los tulipanes, vuelta hacia la ventana abierta en la noche

tardía

sino mi ventana vuelta hacia este idioma que no entiendo

no hubo más idioma

sólo había una luz punzante sin tregua, punzante

este serrucho sin tregua manipulado a través del alba

sólo había tulipanes confusos, hasta no serlo más

no hubo más tulipanes

sólo había luz, estancada en el corazón del alba

luz estelar, sembrada en el dormido furgón del exprés que galopaba,

la última luz, la que irradia el rostro de un bebé

no hubo más luz

con un machete corté la carne, oí el chillido del pastor a través del alba

abrí la ventana, oí la luz y el hielo que se respondían a gritos

son esos gritos que quebrantaron las cadenas de la bruma

no hubo más gritos

sólo la tierra

sólo la tierra y los que transportan los cereales saben

que sólo el pájaro que canta a medianoche ha visto el alba

no hubo más alba

1991

 

 

Cuando el pueblo emerge desde el queso

Declaración #1

 

Las canciones hacen olvidar una revolución sangrienta

Agosto se estira como un lazo cruel

El hijo balaperdida sale de la granja

Lleva tabaco y la garganta seca

Las bestias deben portar crueles anteojeras

De cuclillas y ennegrecidos cuelgan los cadáveres

Igual a tambores prominentes

De pronto tras la cerca de bambú los sacrificios

Se tornan borrosos

A lo lejos una tropa de fumadores

Que se acerca.

 

 

Silencio

En la ventana, esperando el temporal de nieve, está colgado tu retrato

una bandeja negra llena de pan

la mano se extiende hacia un lugar sin manos

es silencio

la nieve, en este instante cae

a ti, te mira el caballo

esta ladera nevada, es intención

es tu silencio

en el cementerio, silenciosos se desplazan los carneros

en el cielo constelado de cuervos, ya despunta el alba

un silencio autorizado

en la tumba han grabado:

meditar rompe el silencio

el mundo más allá de la ventana guarda el silencio

en el paisaje blanco guarda silencio

el reloj hace tictac, la aguja está inmóvil

bajo la mano, en el papel, hay esta forma de ser:

buscar la otra parte del hombre

 

 

Noche

En una noche llena de símbolos

la luna es como la cara demacrada de un inválido

como un momento y una muerte

trastocados, como un médico de pie ante la cama:

ciertas emociones despiadadas

ciertos cambios interiores que gritan

El claro de luna en el vacío delante del cuarto tose suavemente

el claro de luna que alude al exilio en el ojo…

Traducción de Francois-Michel Durazzo

Previo

Científicos demuestran que el poder de los débiles está en la cooperación

Siguiente

La crisis global nos obliga a replantear la ciencia para conservar al ambiente

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *