Un libro de reinos extraños

En Guadalajara se publicó «Los extraños reinos: Cervantes y Shakespeare», de Fernando Solana, un libro que busca ser un homenaje a dos figuras centrales de la literatura universal: Miguel de Cervantes (1547-1616) y William Shakespeare (1564-1616), en el coincidente 400 aniversario de sus fallecimientos.

El libro, editado por Rayuela, posee un diseño editorial que está conformado por un par de brillantes ensayos —uno en torno a Cervantes y el otro a Shakespeare— escritos con un estilo que borra con toda naturalidad las fronteras entre géneros literarios y, además, nos ofrecen una nueva manera de abordar a los dos autores. Complementan el homenaje un texto donde Solana imagina una posible —y plausible— charla de amigos entre Cervantes y Shakespeare, así como una selección de textos —verdaderas joyas de la literatura— de ambos autores.

El autor


Publicidad

autor

Fernando Solana Olivares (Ciudad de México, 1954). Escritor, editor y periodista. Fue becario del Centro Mexicano de Escritores en la última promoción seleccionada por Juan Rulfo. Ha sido Premio Nacional de Periodismo y Medalla Patricia Cox al Mérito Literario. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores. Entre sus libros publicados están «Parisgótica», «La rueca y el paraíso» y «Oaxaca: crónicas sonámbulas». Rayuela le ha publicado «Los libros, las palabras, las transfiguraciones» (23.IV.2010), «El tedio de Hermógenes» (2014) y ahora «Los extraños reinos. Cervantes y Shakespeare» (2016).

La portada

portada

Fiel a la costumbre de Rayuela, diseño editorial, la portada es una pintura elaborada especialmente para el libro. En esta caso, el escenario para ilustrar la charla imaginada por Fernando Solana entre Miguel de Cervantes y William Shakespeare, fue proporcionado por el gran maestro de la pintura flamenca —máximo orfebre de las escenas intimistas— Johannes Vermeer (1632-1675), con su pintura «Dama bebiendo con un caballero» (ca. 1660). En la imaginación de la artista del siglo XXI, Isabela Vaidovits Sordo (1991), Cervantes se presenta sentado, mientras que Shakespeare, de pie, ofrece el vino. Sobre la mesa, algunos manuscritos y, en el espejo que sustituye la oscura pintura del original, el autorretrato de quien recreó la escena 400 años después de que pudo suceder.

La presentación

Participan: Juan José Doñán, Avelino Sordo y el autor.

Martes 29 de noviembre de 2016 a las 20:30 horas.

Casa Iteso Clavigero

Guadalupe Zuno 2038

Guadalajara, Jalisco

Previo

Ser Michael Jordan en algo

Siguiente

Crean nueva bacteria que rompe una de las barreras de la vida