Movimiento Ciudadano y PRD estarán aliados en agenda legislativa

Dirigentes nacionales de Movimiento Ciudadano y PRD anunciaron en San Lázaro que integrarán una alianza para generar una agenda legislativa para los temas de educación, cultura, políticas sociales y la lucha contra la corrupción. Dante Delgado (MC) y Alejandra Barrales (PRD) puntualizaron que no necesariamente es el inicio para una campaña o candidatura conjunta en 2018, solamente un primer paso para “trabajar por los ciudadanos”.

En un comunicado de Movimiento Ciudadano se explica la importancia de la alianza para “ejercer las facultades del Congreso para generar alternativas frente a los recortes presupuestales que propone el Ejecutivo y que afectan el desarrollo del país”.

La Jornada reporta que la agenda legislativa conjunta será mínima ya que se trabajara de manera conjunta exclusivamente en los temas mencionados, de acuerdo a Clemente Castañeda en su rol como coordinador de Movimiento Ciudadano en el Congreso.

flechitaDOS

El comunicado de Movimiento Ciudadano:

Las causas que nos unen

El país vive un momento de agitación.

Estamos frente a la mayor crisis de legitimidad de la institución presidencial en la historia moderna de México.

Los elementos más preocupantes de esta crisis no son el nivel de desconfianza ni la falta de respaldo social a quienes gobiernan el país. Lo que realmente debería alarmarnos es que nuestra clase política, incluida la oposición, se debate entre la inmovilidad y el pragmatismo frente al descontento popular.

Están quienes quieren pactar un relevo del poder, por un lado, y quienes aspiran a capitalizar el descalabro del grupo gobernante, por el otro. Ambos, partiendo de que es posible posponer una salida a la crisis hasta el 2018 y la elección presidencial.

En el fondo, ambas visiones creen que es posible administrar la crisis bajo las actuales reglas del juego y que se puede re-funcionalizar el régimen político hegemónico, siempre y cuando haya un relevo en Los Pinos.

Lo que ocurra en los siguientes dos años puede comprometer la viabilidad de nuestro país.

Lo que hoy venimos a anunciar es justamente un mensaje que rompe con esta visión. Quienes estamos aquí, compartimos un horizonte que parte de los siguientes supuestos:

  • El régimen político hegemónico está agotado. No basta con re-funcionalizar el ejercicio del poder ni con cambiar a los protagonistas. Debemos cambiar el modelo y las reglas.
  • Pensar que la solución al momento que vive México debe surgir de las elecciones presidenciales del 2018 es un error por tres grandes razones:
    • Lo que ocurra en los siguientes dos años puede comprometer la viabilidad de nuestro país.
    • Es cierto que la crisis tiene en la figura presidencial a una de sus facetas más evidentes, pero va más allá. El descontento, expresado en instrumentos como el Latinobarómetro, toca al Congreso, al Poder Judicial, a los órganos autónomos y a la democracia misma.
    • Es claro que el problema, gane quien gane, será administrar la complejidad, la pluralidad y el descontento social, al mismo tiempo que construyamos, legítimamente, un nuevo orden institucional.

Por eso, y por encima de los partidos a los que pertenecemos y representamos, queremos anunciar hoy una agenda ciudadana mínima para los próximos meses:

  • Plantearle al Poder Ejecutivo un blindaje; que quienes estén interesados en participar en la contienda electoral se separen de responsabilidades de gobierno. Especialmente, en áreas estratégicas para la estabilidad del país como Hacienda, Gobernación, Relaciones Exteriores, Educación, Función Pública y Desarrollo Social.
  • Ejercer las facultades del Congreso para generar alternativas frente a los recortes presupuestales que propone el Ejecutivo y que afectan el desarrollo del país. Áreas estratégicas para el desarrollo, como la cultura, han sido afectadas en un 30% de su presupuesto y las consecuencias de que se concretaran los recortes serían irreversibles en el corto plazo.
  • Invitar a un grupo plural de legisladores a generar una agenda por encima del interés electoral y de la militancia partidista.
  • Frenar el deterioro y las embestidas de grupos de interés contra instituciones básicas para el equilibrio del poder, sean del Poder Judicial o organismos autónomos en los que el proceso para el nombramiento de sus integrantes pase por el Poder Legislativo.
  • A partir de este momento, se instala una mesa permanente entre las coordinaciones parlamentarias y las dirigencias nacionales de Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática para el análisis de la agenda nacional y la coyuntura política. A esta mesa, convocaremos a académicos, organizaciones de la sociedad civil y líderes de opinión, con el objetivo de establecer una agenda común.

Queremos dejar en claro que el momento que vive México demanda sensibilidad, voluntad política y, sobre todo, generosidad. De lo que se trata, es de incluir a todas las voces que hacen falta. No hay ninguna razón para no hacer hoy, lo que proponemos para el 2018.


Vídeo Recomendado

Previo

Te prometo poesía

Siguiente

Ser mujer trans en la CDMX

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *