El Centro Histórico, foco rojo de violaciones en la Ciudad de México

Ángel-Zona Rosa, el Corredor Centro y Revolución-Alameda, en ese orden, son los sectores con mayor índice de violaciones denunciadas en la Ciudad de México.

De octubre de 2015 a septiembre de 2016 se documentaron 10 violaciones en la zona Ángel-Zona Rosa, que con una población de poco más de 25 mil personas, tiene una tasa de 39.1% de incidencia de éste delito. En el Corredor Centro el índice es de 31.8% y en Revolución de 23.4%.

La CDMX es la quinta ciudad en la que más delitos este tipo se presentan (711 casos) según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). El Estado de México encabeza la lista, con 1,545 violaciones denunciadas en 2015; le sigue Chihuahua, con 917, Chiapas, con 741 y Guanajuato, con 724.

Desde octubre de 2015 a septiembre de este año se han denunciado 647 violaciones, es decir, más de una violación al día. Contra lo que se podría pensar, la mayoría de las violaciones han sido cometidas entre las 11:00 a.m. y las 13:00 p.m.

Violaciones por hora en la Ciudad de México. Fuente: www.hoyodecrimen.com
Violaciones por hora en la Ciudad de México. Fuente: www.hoyodecrimen.com

Julio de 2015 presentó el pico más alto de incidencia, registrando 88 violaciones durante el periodo. Mientras que en enero de este año había disminuido la presencia de éste delito a 31 casos, desde el número se ha incrementado con el paso de los meses.

Tasa de violaciones en la Ciudad de México. Fuente: www.hoyodecrimen.com
Tasa de violaciones en la Ciudad de México. Fuente: www.hoyodecrimen.com

¿Cómo se construyó la base de datos que permite rastrear estos casos? A través de una solicitud de información a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad (SSP) Diego Valle tuvo acceso a los números del delito. Son más de 100 MB de información que convirtió en mapas y estadísticas que muestran por sectores los delitos denunciados desde 2013 hasta septiembre de este año. Éste proyecto, según Valle, pretende ayudar a ciudadanos y a autoridades para que puedan refinar su diagnóstico y disponer medidas de prevención para evitar la incidencia de más agresiones sexuales contra las mujeres de la ciudad.

Previo

Amor y Revolución en Flaubert

Siguiente

Cuando el acoso se disfraza de plagio