Cancelan prácticas de campo en la UNAM por problemas de seguridad

Los problemas de inseguridad en el país, están afectando prácticamente todas las áreas del desarrollo humano y la Ciencia no es la excepción. La violencia que se vive en diferentes zonas de la República, impiden también que la investigación científica continúe en zonas de alto riesgo y sobre todo detiene la formación académica para los campos que requieren del aprendizaje en campo.

Esta es la razón por la que las facultades de Ciencias e Ingeniería y la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han tenido que cancelar prácticas de campo, ya que la situación de violencia e inseguridad que se vive en el país ha puesto en peligro constante a los estudiantes y académicos; cuando menos en el caso de la Facultad de Ciencias, los estados de Morelos, Veracruz, Michoacán, Sinaloa y Guerrero ya están vetados para realizar este tipo de ejercicios académicos.

Desde septiembre, el consejo técnico de la Facultad de Ciencias envió un comunicado a los profesores en el que anunciaba la cancelación de prácticas de campo “sustanciales” para algunas carreras en las localidades antes mencionadas.

“Alumnos, académicos y trabajadores están en riesgo y las agresiones se agravan para quienes salen de las unidades escolares para realizar sus prácticas”.- Gabriela Murguía (Facultad de Ciencias, UNAM).

“La inseguridad afecta a todos nuestros sectores: estudiantes, profesores y trabajadores, y directamente a nuestras actividades sustanciales de investigación, docencia y difusión; a los estudiantes los afecta también en la parte de la formación. A inicios de septiembre se envió un comunicado a todos los profesores cancelando prácticas de campo sustanciales. Estas acciones han sido en favor de la integridad de los estudiantes y profesores participantes”, explicó la investigadora.

Durante la sesión, también se tocaron temas de seguridad dentro de Ciudad Universitaria, donde se han registrado asaltos y algunos delitos principalmente en la zona de Cerro del Agua y Avenida Universidad. Murguía aclaró que la UNAM no puede contener o controlar esos índices delictivos, pero es su obligación señalarlos públicamente para iniciar un debate al respecto.

 

 

Previo

EEUU se abstiene de votar en contra del embargo en la ONU

Siguiente

Joder a México

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *