Alessa Flores, activista transgénero, fue asesinada en la Ciudad de México

Alessa Flores, activista transgénero en pro de la inclusión, fue asesinada en un cuarto de hotel de la Ciudad de México. Es el tercer caso de asesinato en contra de la comunidad trans en menos de dos semanas en México. El 8 de octubre fue asesinada en Chiapas, Itzel Durán. A finales de septiembre fue asesinada una trabajadora sexual llamada Paola Buen Rostro, quién provenía de Campeche y se encontraba viviendo en la Ciudad de México. Su agresor salió en libertad por falta de pruebas. En su momento comentamos en Tercera Vía:

El 2 de octubre, después de una audiencia oral, en la sala 065 del Juzgado del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal el juez en turno dijo no encontrar los elementos suficientes para dictarle el auto de formal prisión al imputado, solicitando su libertad inmediata.

Leemos en Animal Político que la muerte de Alessa, de acuerdo a autoridades de le delegación, fue con indicios de violencia ya que fue encontrada con señales de estrangulamiento dentro de un cuarto de hotel en la delegación Cuauhtémoc. En su desempeño como activista, Alessa había participado hace unos días en el Foro Capital Transjóvenes.

En semanas recientes publicábamos en Tercera Vía acerca de la disidencia sexual e inclusión en México, además de la negligencia de algunas instancias públicas al atender delitos contra grupos vulnerables.

05_10_16_transfobia

Entrada anterior

Construir el cine desde lo regional

Entrada siguiente

Nobel de economía apuesta al cooperativismo