Aumentan las probabilidades de que Donald Trump sea el próximo presidente de los Estados Unidos

La idea de que Donald Trump sea el próximo presidente de los Estados Unidos nunca había tenido tanta fuerza desde el inicio de su campaña electoral en 2015. De acuerdo con un estudio realizado por el medio electrónico estadounidense Five Thirty Eight, Hillary Clinton se encuentra a la cabeza de las encuestas con una mínima diferencia de 1 a 2 puntos sobre Trump.

Desde hace ya un par de semanas, Donald Trump ha mostrado una tendencia al alza en la preferencia del electorado. Después de estar a 8% por debajo de Hillary tras la convención demócrata, la encuesta realizada hace unas semanas por CNN ponía al magnate neoyorquino en el primer lugar.

Otra de las grandes sorpresas que se han visto en los últimos días a favor del candidato republicano ha sido la mejoría en las encuestas dentro de los famosos Swing States. Estos estados tienen gran relevancia porque es donde la competencia electoral es más reñida y que al final puede tener un peso definitivo en la balanza del colegio electoral que elegirá al próximo mandatario norteamericano. De acuerdo con Five Thirty Eight Trump ya encabeza las encuestas en Ohio, Iowa y Colorado y se encuentra a menos de 3 puntos de distancia de Clinton en Michigan y Virginia.

Ante estos cambios en la preferencia del electorado norteamericano, el especialista en elecciones Nate Silver estimó una reducción en las probabilidades de que Hillary Clinton sea presidenta de los Estados Unidos del 70 al 60 por ciento. Esta caída estrepitosa ocurrió durante la semana donde Clinton llamó gente deplorable a algunos seguidores de Trump y que fue diagnosticada con neumonía.

Ahora bien, a pesar de este obscuro panorama Nate Silver sostiene que es difícil asegurar que Trump logre arrebatarle el lugar de favorita a Clinton en la carrera presidencial. Lo que ha ocurrido recientemente en las encuestas puede ser un cambio de corto plazo que no tenga una variación significativa en la decisión final de los electores en noviembre. Por otra parte, el colaborador de la revista New Yorker John Cassidy argumenta que la idea de que Trump pueda ser presidente, con un nivel de aprobación de 40% y con la tasa de desaprobación hacia un candidato más alta en la historia reciente de aquel país, es casi imposible.

Previo

Ecos de #RenunciaYa: Poemas contra Peña Nieto

Siguiente

El error más curioso de la paleontología y su valor científico

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *