Otra historia de ciclistas agredidos por un automovilista en la CDMX

En 2015 al menos 12 ciclistas murieron víctimas de atropellamiento en la Ciudad de México, ser ciclista en una ciudad como esta implica ser mucho más que precavido, incluso cuando se transita por vías exclusivas de este medio de transporte.

Ari Santillán circula todos los días por la ciclovía de Felix Cuevas y ha lidiado con diversas agresiones de vehículos motorizados, los privilegiados de las vialidades en la ciudad. Este 27 de julio un conductor de un Audi con placas 490WFU intentó arrollarlo a él, a un usuario de ecobici y posteriormente terminó agrediendo a algunos ciclistas más mientras intentaba darse a la fuga. Como en muchos otros casos la impunidad podría hacerse presente y es que después de 10 horas en el Ministerio Público U1 de la delegación Benito Juárez, la respuesta que obtuvo Ari –tras levantar la querella y ser revisado por un médico legista– fue que no había peritos para continuar con el proceso.

Ari se retiró del ministerio tras haber pasado toda la noche ahí y fue hasta 12 horas después, luego de la presión del video de la agresión que circuló por redes sociales, que la procuraduría se puso en contacto con él para asegurarle que los peritos ya estaban disponibles y continuarían con el protocolo.

La historia de la agresión:

Ari circulaba por la ciclovía de la avenida Felix Cuevas cuando sintió un leve empujón de un auto en la llanta trasera de su bicicleta, al voltear vio al conductor empuñando una manopla metálica con actitud amenazante. Después de dos cuadras, cuando el vehículo terminó por derribarlo y atrapar su bicicleta, el conductor bajó de su auto. Un elemento de la policía bancaria intervino para auxiliarle, el automovilista, prepotente y después de agredir verbal y físicamente al elemento, subió a su coche y terminó por arrastrar la ecobici de un usuario que también había intentado ayudar a Ari.

El auto se dio a la fuga por el carril exclusivo para bicicletas dio vuelta en la calle de Fresas, donde agredió a otros ciclistas e ingresó a un domicilio.

Por el momento no se tienen más datos del agresor, que hasta el momento, enfrentaría cargos por robo (por la ecobici que arrastró y luego desapareció) y los daños materiales ocasionados a la bicicleta de Ari.

Previo

7 atletas mexicanas asombrosas que participarán en Río 2016

Siguiente

Viernes de carcajadas