¡Atrápalos a todos!

Por Gabriel Alejandro Pérez García, ciudadano integrante de CIMTRA Jalisco

Dos grandes temas han ocupado la atención de la opinión pública las últimas semanas; por un lado, la publicación en el Diario Oficial de la Federación de las reformas que darán vida al Sistema Nacional Anticorrupción en México; y por otro lado, la llegada de la aplicación  de realidad aumentada: “Pokémon GO” para teléfonos móviles. Pero… ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

Bueno… este fenómeno tecnológico y social que representó el lanzamiento de “Pokémon GO” me hizo recordar cuando en septiembre de 2012 la policía española, bajo el mando de la Juez Pilar de Lara Cifuentes, puso en marcha la “Operación Pokémon”.

Quienes tuvieron la oportunidad de ver el ánime de Pokémon en los años de 1999 y 2000 o quienes aún lo seguimos viendo, conocemos que el slogan de Pokémon es “¡Atrápalos a todos!” al consistir la trama de la historia en capturar a tantos pokémon como sea posible para entrenarlos y enfrentarlos en combate con otros pokémon.

Ese fue precisamente la motivación para nombrar al operativo anticorrupción como “Operación Pokémon”, porque pretendía una desmantelación coordinada de toda una red de corrupción “atrapando a todos” los implicados, de entre los cuales resaltaba el alcadde Ourense, Francisco Rodríguez, acusado de cohecho y prevaricación; además de diversos empresarios y funcionarios de alto nivel que firmaron millonarios contratos fraudulentos con el gobierno de la Ciudad Ourense y la Ciudad de Lugo en Galicia, España.

Todos los políticos y empresarios detenidos en la “Operación Pokémon” fueron acusados y encarcelados por delitos de corrupción como tráfico de influencias, lavado de dinero, cohecho, así como desvío y malversación de recursos públicos. La “Operación Pokémon fue todo un éxito y representó un duro golpe contra la corrupción en aquella región de España.

Ahora bien, aquí en México se acaba de publicar el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), un conjunto de reformas que modifica algunas leyes, a la vez que crea otras nuevas, y cuyo propósito consiste en fortalecer a las instituciones para que cuenten con una mayor autonomía y estructura operacional, así como la capacidad de coordinarse a nivel municipal, estatal y nacional.

En efecto, el SNA es un gran avance para el combate a la corrupción, y como parte de este paquete legislativo resalta la modificación de la ley penal así como la creación de la Fiscalía Anticorrupción; elementos del SNA cuyo objetivo es combatir a la gemela malvada de la corrupción: la impunidad.

Transparencia Internacional, señala el problema que representa la impunidad, al afirmar que la corrupción en sí, no es el mayor de los problemas.  Como problema es quizá  más grave aún, que aquellos que cometan actos de corrupción no sean presentados ante la justicia para rendir cuentas, y los ciudadanos no tengan más que recurrir al “recurso de resignación” ante una autoridad permisiva y tolerante cuya capacidad de actuación al respecto solo resulte en “pedir perdón” sin que haya consecuencias punitivas y resarcitorias ante actos de corrupción comprobados y señalados.

Es verdad que el SNA es un mecanismo diseñado para prevenir la corrupción, y para nada se pretende que sea utilizado como un instrumento persecutorio cuya  implementación desate una “cacería de brujas”; pero también es verdad que los ciudadanos ya estamos cansados de ver a tantas brujas volando y que no exista una autoridad que se atreva a cazarlas.

El SNA además de prometer una efectiva capacidad fiscalizadora y de prevención de actos de corrupción, también promete que sus instituciones pondrán fin a los actos de impunidad, encarcelando a aquellos que hayan cometidos abusos del poder público para su beneficio personal y el perjuicio de la sociedad.

_____

_____

La “Operación Pokémon” en España demostró que con voluntad de combatir la corrupción, coordinación entre autoridades y sigilo en las investigaciones; sí es posible presentar a los corruptos ante la justicia. Eso es precisamente lo que como mexicanos, hartos de la impunidad, queremos que se implemente en nuestro país.

Para ello, así como muchos saldremos a capturar tantos pokémon como podamos en nuestros teléfonos móviles mediante la aplicación “Pokémon GO”; también es nuestra responsabilidad como ciudadanos vigilar el cumplimiento de la ley, ser participativos y exigirle a la autoridad que aplique el SNA y respete el Estado de Derecho para  ¡atraparlos a todos! cuando una red de corrupción sea detectada y no solo se corte la cabeza de un chivo expiatorio.

 

 

Previo

Martes de tinta mojada

Siguiente

Mancera, el jefe de gobierno con la mayor desaprobación desde 2002

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *