Ella es hermosa cuando está enojada

La Primavera Violeta ha sacudido diversos espacios desde su irrupción, hoy vemos múltiples actividades que afloran desde aquel encuentro en el que miles de mujeres salieron a gritarle al país su amorosa rabia. Acciones que van desde los escraches, tomas de espacios públicos, confrontaciones directas a los acosadores (de izquierda y de derecha), grupos de encuentro para trabajar en sororidad y hasta las denuncias en Universidades a los acosadores que se escudan en la autoridad simbólica de la academia; actos todos que en su conjunto van logrando de a poco que “El miedo esté cambiando de lado”.

Como era de esperarse las reacciones de rechazo en una sociedad exacerbadamente machista como la nuestra no han faltado. Así vemos replicar en redes sociales, en conversaciones cotidianas y en el momento mismo de la acción directa, argumentos vacíos que intentan debilitar el ímpetu de la lucha antipatriarcal y que solo demuestran la enorme ignorancia que existe sobre el movimiento feminista y sus reivindicaciones (ignorancia ampliamente difundida incluso entre los sectores supuestamente más cultos).


Publicidad

De aquí la urgencia de rescatar el desarrollo histórico del feminismo, sus logros y lo que falta por conseguir. Por eso compartimos un excelente documental llamado “Ella es hermosa cuando está enojada”, una mirada provocativa al nacimiento del movimiento de liberación femenina entre 1966-1971, que reintroduce una amplia investigación del movimiento con lecturas de poesía, bandas rockeras femeninas y acciones de protesta improvisada (zaps). La película vincula esta época a la actual “guerra contra las mujeres” y hace un apasionado alegato para revivir el feminismo como un movimiento de masas.

Nos muestran desde la mirada de decenas de activistas y grabaciones reales de la época la gran diversidad de los movimientos feministas, y como las diferentes visiones y estrategias para acabar con el sexismo suman y se complementan. Además, comenta sobre los obstáculos, dilemas internos, errores, todo con una visión humana y realista. Nos recuerda que la lucha sigue y que está en las manos de cada nueva generación lograr los cambios que aún hacen falta, alzar la voz,  y asegurarnos que los derechos alcanzados no sean revocados.

Deben seleccionar los subtítulos en la esquina inferior derecha del vídeo.

Previo

El inolvidable diálogo entre la zapoteca Odilia Romero y Bernie Sanders

Siguiente

Adiós microbuses, hola transporte ¿ecológico?