“Bienvenidos al infierno” dice la policía de Brasil, denuncian abandono del gobierno

Faltan poco más de un mes para el inicio de los juegos olímpicos y la tensión en Brasil permanece y se intensifica.

Hace un par de días el grupo técnico del Senado brasileño encargado de investigar la posible participación de Dilma Rousseff en maniobras fiscales ilegales, determinó que no existen pruebas para que la presidenta sea separada de su cargo. Sin embargo, las reformas implementadas por el presidente interino, Michele Temer, en este periodo no han podido solucionar los conflictos sociales existentes y han provocado incluso la intensificación de las movilizaciones.

Uno de los sectores inconformes es el de la policía de Río de Janeir, este lunes 300 agentes denunciaron el “abandono” por parte del Gobierno, al tiempo que denunciaron el desvío de fondos federales para la organización del evento deportivo, a pesar de la alerta terrorista que rige en todo el mundo y que se manifestó este martes con un múltiple atentado en el aeropuerto de Estambul, en Turquía.
Los elementos policiacos, vestidos de negro, se manifestaron en distintos puntos de la segunda ciudad más grande de Brasil para denunciar que desde hace varios meses sufren retrasos en sus pagos y  desabastecimiento en el equipamiento básico necesario para el cumplimiento de sus funciones.
Uno de los mensajes de los manifestantes en el aerpuerto advertía: “Bienvenidos al infierno. Policías y bmberos no son pagados. Quien sea que venga no estará seguro”.
Los policías cuentan con un salario base de 15.000 dólares al año y graves deficiencias en su equipamiento. En lo que va de año, 52 oficiales brasileños han perdido sus vidas en actos de servicio, en comparación con los 85 fallecimientos acaecidos en todo 2015.
Con información de RT, El Litoral y Diario Popular.
Previo

Científicos mexicanos crean nueva espuma metálica para la industria automotriz

Siguiente

Científicos transforman el plástico en combustible