6 ecologistas detenidos en Nicaragua, 4 de ellos son mexicanos

La Caravana Colectivos en Acción  para el Buen Vivir de los  Pueblos en Resistencia de Mesoamerica comenzó su recorrido en agosto de 2014 con la intención de conocer, aprender y compartir conocimiento y herramientas en comunidades afectadas por megaproyectos que se encuentran en procesos de defensa de su territorio y atutonomía.

El pasado 25 de junio mientras se encontraban en el municipio de Nueva Guinea, Región Autónoma de la Costa Caribe Sur de Nicaragua, seis se sus integrantes fueron detenidos al dar un taller de hornos ahorradores de leña a residentes de Colonia la Fonseca, según informaron en un comunicado.

Los detenidos son: Ana Laura Rodríguez (27 años) de Argentina; Byron Francisco Reyes Ortiz (31 años) de Costa Rica; Daniel Espinoza Jiménez (25 años) de nacionalidad Española y Mexicana; y Emmanuel de la Luz Ruiz, Eugenio Pacelli Chávez Macedo, y Salvador Tenorio Pérez, todos de 25 años y de nacionalidad mexicana.

La detención fue realizada, según las autoridades nicaragüenses,  por la explosión derivada de la manipulación y uso de artefactos y sustancias explosivas. La Policía Nacional culpó a los integrantes de la caravana de manejar sustancias explosivas, lo cual constituye un delito regulado por la ley 510 “Ley especial para el control y regulación de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados”. Ante tal acusación, los activistas y vecinos han argumentado que se trató de un incidente menor que tuvo un integrante del taller, Alexander Marenco; en el que al tratar de limpiar el contenedor metálico que se usaría para la instalación del horno, se produjo una llamarada. Marenco está en buenas condiciones y no culpa a los compañeros y la compañera de los agravios.

La caravana llamó a sus simpatizantes a manifestarse por la liberación de sus compañeros en las diferentes embajadas de los países para exigir la inmediata liberación de todos los activistas detenidos, que se proceda inmediatamente a realizar una investigación sobre los hechos para deslindar responsabilidades y para evitar la  criminalización de los movimientos sociales, especialmente de los activistas y opositores a proyectos de desarrollo.

El día de hoy un grupo de activistas en México respondió al llamado y se manifestó pacíficamente a las afueras de la embajada de Nicaragua en México.

Por su parte, la embajada mexicana en dicho país se ha pronunciado y dijo que brindará asistencia consular a los cuatro detenidos.

Previo

La conquista de EU a Cuba: primero cultural

Siguiente

Los mejores momentos de Obama (Parte 1)