No es sólo la CDMX la que está en contingencia, es el mundo

En los últimos meses la Ciudad de México se ha enfrentado a niveles muy altos de contaminación, lo que ha exigido que las autoridades lleven a cabo medidas extraordinarias, que si bien no erradican el problema de la contaminación en la ciudad, pretenden contener unas horas, días, meses, años, o algún tiempo la catástrofe.

La fase 1 de contingencia ambiental ya es un estado común en la ciudad, pero ¿es realmente la mala calidad del aire un mal que aqueja sólo a la capital de México?.

La respuesta es NO, ocho de cada diez personas que viven en zonas urbanas respiran un aire con niveles de contaminación que supera los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Más de la mitad de la población urbana vive en ciudades con un nivel de contaminación 2.5 veces mayor al recomendado y que sólo el 16 por ciento respira un aire que cumple con las normas.

Los países más afectados  son aquellos con ingresos medios y bajos, en los que el 98 por ciento de ciudades con más de 100 mil habitantes no cumple con las normas internacionales en materia de calidad del aire, mientras que en los países ricos ese porcentaje se reduce al 56 por ciento.

“En la mayoría de los países pobres la calidad del aire está empeorando y esto se ha convertido en una tendencia, mientras que se observa lo contrario en los países con mayores ingresos”, declaró el coordinador del Departamento de Salud Pública y sus Determinantes Sociales y Ambientales de la OMS, Carlos Dora en la presentación de la base de datos sobre contaminación ambiental de la Organización. 

 

La OMS atribuye más de 7 millones de muertes al año a la contaminación del aire, causada por la elevada concentración de partículas pequeñas y finas que provocan diversas enfermedades -cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias- y aumenta el riesgo de derrame cerebral y cardiopatía.

Con información de EFE

Previo

Jueves de plumas ligeras

Siguiente

Las enseñanzas de una casa de madera

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *