Iniciativa ley 3 de 3: más que una meta

Por Fabiola Garibaldi, analista político de Coparmex Jalisco

La semana pasada fue crucial para la maduración de nuestra democracia.

La iniciativa de Ley 3 de 3 fue presentada en el Senado al alcanzar un total de 309,476 firmas, más del doble de lo necesario para que la iniciativa ciudadana pudiera ser revisada por el Congreso de la Unión.

El alcance de esta iniciativa representa un ejemplo cívico, de participación, de motivación y de esperanza en que sí podemos tener un mejor país con mejores ciudadanos y mejores instituciones.

Quienes nos involucramos directamente de la recabación de firmas, que informamos e invitamos a las personas a participar, que nos emocionábamos al recibir sobres con 10 o 500 firmas, nos llenamos de alegría y de gozo al ver que se ha logrado esta primera meta, la cual desde el principio pareció complicada pero no imposible. Y después de los momentos de alegría no podemos evitar pasar a la reflexión e incertidumbre, porque sabemos que después de esto sigue algo un tanto más complicado, el lograr que la iniciativa sea aprobada en el Congreso tal y como se presentó, o quizá con algunas modificaciones, entendiendo que no hay leyes perfectas, pero sólo si fueran modificaciones que la pudieran mejorar aún más, sin dar ningún paso hacia atrás.

Los resultados del Sistema Nacional Anticorrupción dependen mucho del contenido de la Ley General de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, porque no sólo busca legislar la transparencia a partir de la publicación de las declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses por parte de los funcionarios de cualquier nivel, si no que sobre todo establece medidas claras e integrales para combatir la corrupción, tipificando los delitos de corrupción, y buscando no sólo sancionar si no prevenir, este ultimo uno de los aspectos en que más debemos trabajar como país para poder debilitar al fenómeno de corrupción que está tan inmerso en nuestras prácticas cotidianas.

El contenido de la iniciativa de Ley 3 de 3 alcanzó un importante apoyo a nivel nacional, de acuerdo con la encuestadora Parametría siete de cada diez entrevistados (74 %) estuvieron de acuerdo con que se hagan públicas las declaraciones patrimonial, de impuestos e intereses como medida contra la corrupción y la impunidad que se vive en México.

Parametría 3 de 3

Reconociendo el gran avance que representa esta histórica participación, debemos continuar por ese camino, seguir informados y revisando lo que suceda con la iniciativa dentro del Congreso, seguir presionando para que se convierta en una de las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción y este pueda entrar en marcha a la brevedad, con los elementos legislativos necesarios para que su operación pueda dar los resultados que necesitamos.

Decía hace algunas semanas Eduardo Bohórquez, Director de Transparencia mexicana mientras visitaba Jalisco, que el “cumplir la meta en la recabación de firmas podría significar el inicio de la Primavera Mexicana”, con planeación, organización y un rumbo definido.

Al rebasar por mucho la meta de firmas, podemos afirmar que oficialmente hemos iniciado la Primavera mexicana y que mientras más ciudadanos nos sumemos mejores acciones y resultados podremos tener.

_____

_____

Porque la Iniciativa de Ley 3 de 3 más que una meta, es el inicio de una verdadera construcción de ciudadanía, y el principio de un firme combate a uno de nuestros males más añejos: la corrupción.

 

Previo

Lunes de risas

Siguiente

20 feminicidios en Puebla en lo que va del año. La alerta de género, ausente

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *