BOTICA R350

A Ignacio Rodríguez Reyna y todos los que hicieron  la imprescindible Emeequis

Sólo queda el pataleo

La Comisión Interamericana de  Derechos Humanos (CIDH) de la OEA,  presentó un análisis  de la vulneración de las personas en México, ocurrido desde hace décadas, que es compartido, sin duda, por todos aquellos que hemos buscado abrir el todavía cerrado régimen de libertades en el país.  Dice la Comisión que el asunto viene desde la guerra sucia de los años 70- y quizá, puntillosamente, se dio  antes: Rubén Jaramillo, Othón Salazar, David Alfaro Siqueiros y los movimientos medico, magisterial y estudiantil son  muestra de ello-, pero coincidamos con los expertos.  Ponen entre las violaciones más frecuentes: las desapariciones forzadas, las ejecuciones extrajudiciales, la tortura, la inseguridad y la violencia contra periodistas y defensores de derechos humanos (sic de Javier y César Duarte y Moreno Valle levantando la mano). Apuntan que la crisis se agravó desde 2006 (sic con Margarita Zavala que conoce México como nadie pero olvida a Felipe, su marido). No hay, precisan, sanciones a los responsables, entre ellos los autores intelectuales y materiales de las matanzas de Ayotzinapa, Tlatlaya (Estado de México) y Tanhuato y Ecuandureo (Michoacán). El presidente del organismo, James Cavallaro, señala que el gobierno mexicano no debe minimizar esos múltiples problemas ni decir   que son casos aislados  y es urgente que  impulse la reparación de los daños. Este, por cierto, es el primer informe acerca del asunto desde 1988, y algunas plumas oficialistas señalan como el responsable del mismo a Emilio Álvarez Icaza, una práctica muy conocida desde los años 40 en esta nación (sic que comparte el  refrán “al ladrón”). Hay, claramente, inseguridad para las mujeres, los niños, los migrantes y los periodistas, entre otros sectores. Señalan una cifra oficial: existen 26 mil 798 personas no localizadas (sic que ya no encuentra nada); en este total, únicamente han ocurrido seis sentencias contra perpetradores de ese abuso criminal. Otra perla, en Iguala el 77 por ciento de los detenidos por el caso de los normalistas, tiene lesiones corporales (sic que no es torturado sino se autoflagela). Apuntan que el programa de Carmen Aristegui fue sancionado por el asunto de la Casa Blanca (¿será?) Frente a este documento, rápidamente la Secretaría de Gobernación, la de Relaciones Exteriores y la PGR  respondieron  que la metodología es incorrecta, no se tomaron en cuenta los informes gubernamentales y se están haciendo esfuerzos (sic cansado, para seguir a Murillo Karam) con el fin de  remediar los problemas. Sólo que en Veracruz, una manifestación que pide la destitución de Javier Duarte y que regrese los miles de millones que desvió, hizo un memorial cerca de una base militar con los nombres de 91 desaparecidos, entre ellos 15 periodistas. Y en Puebla hay cuando menos 12 muchachas asesinadas y/o desaparecidas, la más recientes es  María Fernanda Montes Hernández (Sin Embargo, 2 de marzo). Estos datos jarochos y poblanos  demuestran  que la CIDH hizo su trabajo.

Aún hay más

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó que se abra el expediente de San Fernando, Tamaulipas, donde el 22 de agosto de 2010  asesinaron a 72 migrantes de Centroamérica (¡saludos, general Felipe Calderón!) y luego de “complicadas investigaciones”, detuvieron a 17 policías de 25 municipales, quienes dijeron que en ese y otros actos protegían al cártel de Los Zetas. Además, se les debe dar apoyo psicológico, todas las facilidades e indemnizar a los familiares, entre ellas a Bertilda Parada de Osorio y Alma Yesenia Realegiño, ambas de El Salvador, madres de víctimas que estuvieron  presentes en el acto; y debe servir como un precedente para otros casos. La sentencia se logró debido a la persistencia de las señoras que buscan a sus familiares y a la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, que encabeza Ana Lorena Delgadillo. No perder la esperanza y continuar la lucha da resultados.

También en la tierra de Velasco Suárez hace aire

En la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas hay una mafia organizada que acosa  a mujeres, encabezada por el rector, Roberto Domínguez Castellanos,  que acaban de reelegirse por tercera vez, el 29 de enero pasado. Ello porque el doctor Ernesto Velázquez, secretario académico; Adolfo Guerra, Abogado General, y varios más hostigan constantemente a las féminas. Un caso significativo  es el de Karen Dianne Limón Padilla, integrante de Iniciativas Feministas y Defensora de los Derechos Humanos. A ésta, los funcionarios (sic que se transforma en macho de cantina), Rosemberg Román Díaz y Efraín Orantes Abadía, coordinadores de la juventud y de espacios, respectivamente,  la insultaron, subieron sus fotos a Facebook  y la consideran “feminazi” y dicen que se “cree un culo” (sic que se doctora en albures y da cátedra en Chiapas). El 8 de marzo salió un manifiesto de innumerables personalidades y universitarios defendiendo a las agredidas y pidiendo justicia. Claro que el niño Velasco no tiene ojos más que para Anahí, voz para cantarle al Papa y manos para regalar la entidad a las televisoras, en especial la de Salinas Pliego. Por cierto, en la mencionada institución los salarios de los profesores son de los más bajos en el país.

Regala y ganarás

En San Cristóbal Huichohuitlán, estado de México, el presidente de la demarcación, Fernando Zamora Morales, hace negocio supuestamente ayudando con despensas a los pobladores, informa una fuente confiable. Señala que su esposa, Yolanda González Gómez, reparte bolsas con unos cuantos  productos y a contadas personas, y luego señala que lo hizo por  varios kilos y en cantidades de miles. Uno de los almacenes donde hacen sus operaciones  está en calle Monterrey esquina con Manuel Buendía Téllez Girón (soponcio para el autor de Red Privada). En el gran enjuague  están ligados Alfonso Reyes Martínez, Tesorero del Ayuntamiento de Toluca, y el rector de la Universidad del Estado de México, Uriel Galicia Hernández. Ahora uno entiende porque la Auditoria Superior de la Federación (ASF) afirma que centenas de millones de pesos se desvían para unos cuantos bolsillos en lugar de cumplir las metas de Sedesol y otros organismos que dicen paliar la miseria. ¿Qué opina Juan Antonio Meade?

Uno

Gran molestia ha causado la remoción del director editorial del  FCE,  el probo Tomás Granados Salinas. Más como se hizo: acusándolo que se dirige a otros organismos libreros, saltándose a determinados burócratas. En la era de la globalización el aldeanismo parece el sello mexicano, aunque en ocasiones el temor es lo que cuenta. Todo mundo, excepto unos cuantos oficialistas y presuntuosos, tienen aprecio por un hombre que en diversos ámbitos: periodístico, librero, académico ha dado muestras de eficacia, pulcritud, tolerancia, respeto y excelentes resultados.  Algunos esperan la rectificación de la mala obra; otros hacen planes para que Tomás acepte encabezar una nueva editorial. Pero que el  autoritarismo, el desacierto y la tontería privo, ni duda cabe.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

Previo

La Comuna: La imperdible obra de Peter Watkins

Siguiente

Viernes de carcajadas