Es malo reducir requisitos de independientes

En Jalisco, el gobernador del estado propuso reducir requisitos de candidatos independientes de 2% a 0.5% de firmas de la lista nominal por lo que si alguien quiere ser gobernador del estado antes tenía que reunir 102, 080 mil firmas para aspirar a una candidatura independiente y luego competir con los candidatos de partido, la reforma de reducir hasta 0.5%  implicaría que un candidato a gobernador solo necesite 25, 519 firmas en el estado de Jalisco.

En papel, el asunto parecería bueno porque así se facilita el requisito y más ciudadanos pueden acceder a estas candidaturas. Y si fuera a nivel federal para ser candidato a gobernador de la Ciudad de México se necesitarían 33, 841 firmas o para ser candidato a gobernador de Sinaloa 10, 176 mil firmas. Esto podría tomar dos sentidos:

  1. Son demasiadas
  2. Son muy pocas

Y los dos argumentos tienen razón, son demasiadas porque para aspirar a una candidatura y sin financiamiento público se tendrán que recolectar más de 25 mil firmas ya demás en casi todas las leyes locales se pide que estén distribuidas de manera igualitaria en todo el territorio, es decir, en al menos el 51% de los municipios. Lo que complica la recolección de firmas.

Se necesitarían entonces 25 mil firmas o 25 mil ciudadanos para ser candidato. Lo que es mucho sin o con dinero. Porque implicaría que 25 mil ciudadanos tendrán que otorgar copia de su credencial de elector y firmar una fórmula de apoyo para los candidatos. Es la mitad del estadio Jalisco y dos veces y una mitad del Auditorio Nacional.

Sin embargo también son muy pocas porque imaginemos algún candidato con dinero, empresario o patrocinado por algún poder fáctico resulta sencillo reclutar a cien personas que recolecten 250 firmas. En todo el estado de Jalisco con 40 días, lo que significaría 625 firmas por día y 6.25 firmas por reclutador. Resulta, bajo esta estructura muy fácil. Incluso no se necesita ser multimillonario para postular a un candidato.

Además sumemos lo barato que es hacer campaña en redes sociales, con un discurso convincente y puntos de recolección no se necesitan tanto reclutadores sino que los ciudadanos asistirían a firmar. Algunos de los reclutadores serían personas convencidas por la causa por lo que no habría dinero de por medio. Por ejemplo el Bronco consiguió más de 150 mil firmas y necesitaba 103 mil.

Entonces está bien que sean menos firmas, a´si más ciudadanos participan en la política y se cumple el derecho democrático de votar y ser votado. Sí, eso está bien. Sin embargo debemos ver la otra cara de la moneda y reflexionar:

¿Por qué la estructura de gobierno quiere reducir requisitos para las candidaturas independientes?

Uno de los efectos que produciría que muchas candidaturas independientes se postularan sería que el voto alternativo y de oposición se divida. Es decir, si en Jalisco Enrique Alfaro quiere ser gobernador representa el voto alternativo y de oposición del estado, sin embargo si se postulan varias candidaturas independientes tanto Alfaro como los independientes competirían por el mismo voto, lo que dividiría y disminuiría los votos de Alfaro, lo que conviene a la estructura partidista ya establecida: PRI-PAN.

Por otro lado imaginemos a nivel federal, la oposición y opción alternativa más fuerte es Andrés Manuel López Obrador y si hubiera más facilidad de postular candidaturas independientes y Zavala, Noroña y Pedro Ferriz se postulan, representan lo mismo; no ideologicamente por supuesto sino en la mente del ciudadano: representan el cambio, la alternativa, la independencia y sobre todo representan no PRI y no PAN. Entonces si compitieran estos cuatro candidatos se dividirían el voto entre ellos, además sumemos que se postule otro candidato del PRD o de Movimiento Ciudadano y el voto se dividiría aun más, beneficiando por supuesto al PRI y al PAN.

Entonces ¿qué tan bueno es que las candidaturas independientes sean de fácil acceso?

_____

_____

Sin duda, es necesaria que la figura se alimente de perfiles buenos para la ciudadanía, pero no de perfiles que con dinero puedan acceder o que sea una estrategia electoral. Se trata de ciudadanos convencidos en participar, como Kumamoto que a pesar de tener requisitos altos logró su candidatura y ganar.

 

 

 

Previo

Martes de tinta mojada

Siguiente

Comenzó la contienda hacia la presidencia de Estados Unidos... ¿adiós a Trump?

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *