¿Qué está pasando en Morelos?

La mañana del 2 de enero siete personas asesinaron en su domicilio a la presidenta municipal de Temixco, Gisela Mota Ocampo, quien apenas un día antes había tomado posesión de su cargo.

Inmediatamente después del trágico hecho, elementos del Mando Único montaron un operativo que terminó en la detención de tres personas, además de la muerte de otros dos supuestos agresores.

En la colonia Minas de Orihuela fue ubicado un vehículo Nissan Sentra desde el cual los tripulantes efectuaron disparos, por lo que los uniformados respondieron y ahí perdieron la vida dos presuntos delincuentes. Más tarde fue detenido un menor de edad y un joven de 18 años, además de una mujer de 32 años, quienes fueron puestos a disposición de la Fiscalía.

Los detenidos fueron vinculados con el grupo “Los Rojos” y según una fuente de la Fiscalia citada por Proceso, uno de los implicados afirmó que para cometer el homicidio fueron contratados con un pago de 500 mil pesos.


El domingo el Gobierno del Estado de Morelos rindió un homenaje a Gisela en la explanada del Palacio Municipal de Temixco.

Graco Ramírez, el Gobernador de Morelos ha asegurado que el grupo delincuencial ‘Los Rojos’, fue el responsable del asesinato. La causa, dijo el gobernador, fue una amenaza contra quienes adoptaran el esquema del Mando Único.

“Hace un año hicieron lo mismo con un diputado del PRD en Temixco al que rescatamos, que son también de la célula de ‘Los Rojos’”, declaró en una entrevista con Joaquín López Dóriga.

 


El gobernador emitió un decreto para asumir el control de la seguridad pública en toda la entidad vía el modelo de Mando Único que encabeza el abogado tijuanense Alberto Capella Ibarra.

Cuauhtémoc Blanco, el presidente municipal de Cuernavaca y el edil de Tlaquitenango manifestaron su descontento con esta decisión. Blanco  ya había retirado a 600 agentes de la policía municipal del modelo de Mando Único argumentando que en su campaña, los capitalinos le solicitaron que no ratificara este modelo policiaco debido a que no ha garantizado la seguridad y el cese da la violencia en la capital del estado y los demás municipios de la entidad.

Aun con el antecedente, en concordancia con el decreto del gobernador, elementos de la Comsión Estatal de Seguridad Pública tomaron las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Cuernavaca.

Graco Ramírez criticó a Blanco por su oposición al Mando Único y consideró que se debe a su inexperiencia política, además lo señaló por su posible vínculo con grupos delincuenciales que pretenden apoderarse del gobierno estatal. Como ejemplo dio a Federico Figueroa, hermano del fallecido cantante Joan Sebastián, vinculado con el crimen organizado.

Por su parte, el ex futbolista hizo responsable al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, si los grupos del narcotráfico que operan en ese estado lo ejecutan, tal y como lo hicieron con la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo; también lo responsabiliza de lo que pueda sucederle a su familia y a los integrantes de su gabinete, por las declaraciones “irresponsables” que realiza en su contra el mandatario estatal.


Tras una reunión a puerta cerrada con el presidente Agustín Basave y la secretaria Beatriz Mojica, los gobernadores de Morelos, Graco Ramírez; de Michoacán, Silvano Aureoles; de Tabasco, Arturo Núñez; Oaxaca, Gabino Cué y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera manifestaron su respaldo a la decisión asumida por el gobernador de Morelos.

Con información de Proceso, Radio Fórmula, La Jornada y Animal Político.

 

Previo

Trump, Melilla y México.

Siguiente

Gobierno Federal gastó más de mil 181 millones promoviendo la reforma energética