Pobladores de Guerrero amagan con tomar las armas

"No queremos otro Ayotzinapa"

Alrededor de 300 ciudadanos marcharon en la cabecera municipal de Arcelia, en el Estado de Guerrero, para exigir el regreso con vida de las 17 personas que fueron raptadas el sábado anterior en la comunidad de El Salitre, al igual que cinco profesores en Santana del Águila, municipio de Ajuchitlán del Progreso.

Uno de los manifestantes exigió al presidente Enrique Peña Nieto, al gobernador Héctor Astudillo Flores y al alcalde de Arcelia, Adolfo Torales Catalán, que pongan los ojos en Tierra Caliente. La gente está desesperada; si no hay solución, entonces vamos a tomar las armas y vamos a ir a buscar a nuestros hijos, o hermanos, padres y tíos. En Arcelia no queremos otro Ayotzinapa.

Asimismo, denunciaron que algunos miembros de la Policía Federal (PF) hostigan a los pobladores, por lo que protestaron en el hotel Novia del Sol, donde se hospedan los efectivos, para exigir su retiro del municipio. Finalmente bloquearon la carretera Arcelia-Altamirano.

Otro dijo, vía telefónica, que algunos de la PF están inmiscuidos en las desapariciones de los pobladores, aunque no precisó nombres. Señaló que los delincuentes tienen a sus familiares en los cerros aledaños a Arcelia, pero las fuerzas federales se pasean por las carreteras, o están sentados tomando sus alimentos.

Afirmó que son más de 20 los desaparecidos. A estos les sumamos los cinco profesores levantados en el poblado de Santana del Águila, municipio de Ajuchitlán del Progreso.

Son gente trabajadora: alcalde

En conferencia de prensa, el alcalde Torales Catalán dijo que sólo recibió la denuncia formal de 17 familias que notificaron la desaparición de otras tantas personas.

Asimismo, rechazó que los 17 desaparecidos tengan alguna relación con el cártel de La Familia michoacana, como ha trascendido. Son campesinos y comerciantes. Es gente trabajadora, humilde, que todos los días tiene que salir a trabajar para salir adelante y no tiene relación con el crimen organizado, explicó.

En una entrevista de radio, el edil aseguró que conoce a todos los desaparecidos y los identificó como habitantes de la colonia El Progreso.

Afirmó que el Ejército Mexicano, la Marina y la policía ministerial continuaron ayer las búsqueda de los 17 desaparecidos.

 

 

Con información de Sergio Ocampo para La Jornada.

Previo

Por eso Messi es mejor que Ronaldo

Siguiente

La incongruencia de la Universidad de Guadalajara: vida de ricos