Morelos y su historia de violencia.

El 2016 empezó mal para Morelos. El estado del gobernador Draco Ramírez se ha vuelto en el lugar predilecto de las bandas del crimen organizado para ejercer la violencia. Así como ocurrió en Michoacán,Tamaulipas, Nuevo León, Guerrero, etc,  Morelos se ha convertido en un lugar en donde los secuestros, extorsiones y asesinatos son eventos cotidianos del lugar.

A diferencia de otros lugares en el país donde la violencia relacionada al crimen organizado incrementó repentinamente a partir de la guerra contra las drogas, impuesta por el expresidente Calderón, Morelos ha ocupado previamente al 2006, los primeros lugares en tasas como secuestro y extorsión. Con base en datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Púbica, en el periodo 2002-2005 el estado ocupó el segundo lugar en secuestros a nivel nacional y el primero en extorsiones desde 2005 a 2014.

Al año antepasado Morelos llegó a tener el primer lugar en secuestros por arriba de estados como Tamaulipas y Guerrero. En extorsiones rebasó a entidades como Baja California y Quintana Roo. En materia de homicidios, Morelos ocupó el lugar número seis a nivel nacional detrás de Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Durango y Coahuila.



Las ciudades más peligrosas de Morelos hasta 2014 eran Cuernavaca, Yautepec, Jiutepec y Cuautla, las cuales se ubicaron dentro de la lista de los 10 lugares más peligrosos para vivir en México. La capital del estado, la cual es gobernada por el exfutbolista de la selección nacional Cuauhtémoc Blanco, llegó a ser en febrero de 2015 la ciudad más peligrosa del país. A finales de 2014 Cuernavaca obtuvo el nivel de violencia más alto registrado por el Sistema Nacional de Seguridad Pública con una puntuación de 62.19, siendo Acapulco el segundo lugar con una calificación de 55.54 puntos y Chilpancingo con 49.83.

Cabe recordar que la capital morelense ha sido elegida como centro de operaciones por grandes capos del narcotráfico. En 2009, Arturo Beltrán Leyva fue abatido por fuerzas de seguridad del gobierno federal dentro de un departamento de lujo ubicado en una zona residencial de lujo en Cuernavaca. La muerte de uno de los principales líderes del cartel de los Beltrán Leyva, es la que ha originado-entre otras cosas-el surgimiento de pequeñas células criminales, pero muy violentas, como lo son Guerreros Unidos y los Rojos; ambos responsables de masacres como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y el reciente asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota.

Morelos se ha convertido en el nuevo Guerrero, el cual se había convertido en el nuevo Michoacán, el cual se había convertido en el nuevo Tamaulipas, etc, etc. Parece ser que el problema del crimen organizado no ha logrado erradicarse del país sino únicamente va desplazándose con el tiempo a través del territorio nacional. Una vez más veremos la entrada del ejército y la policía federal en la entidad para intentar terminar con las bandas criminales del lugar del lugar. Esta estrategia, sin embargo, lo único que generará desplazamiento de las operaciones criminales hacia otras entidades y el surgimiento de pequeñas bandas del crimen organizado más violentas aún.

Previo

Gobierno Federal gastó más de mil 181 millones promoviendo la reforma energética

Siguiente

Martes de tinta mojada 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *