Tiroteos masivos en Estados Unidos

El día de ayer 14 personas fueron asesinadas y 17 salieron heridas de un tiroteo realizado por tres personas fuertemente armadas en San Bernardino California. A pesar de la posible sospecha de que este ataque haya sido perpetuado por terroristas, las investigaciones indican que lo sucedido en San Bernardino es uno entre tantos tiroteos masivos que ocurren en Estados Unidos. Este tipo de ataques se han dado en escuelas, cines, avenidas y ahora en centros de rehabilitación para discapacitados. Desde hace tiempo diversos grupos de la sociedad civil y el Presidente Barack Obama han buscado restringir la venta de armas para evitar el fácil acceso a ellas y con esto frenar la ola de tiroteos masivos, los cuáles son un fenómeno característico de la sociedad norteamericana. Sin embargo, la oposición del partido republicano y de la Asociación Nacional del Rifle, han impedido algun cambio en la venta o compra de armas en aquel país.

Estados Unidos es el país en el mundo que más tiroteos masivos experimenta todos los años. De los más de 292 tiroteos registrados en el mundo en 2014, el 30% correspondieron solamente a nuestro vecino del norte. Desde el 1 de enero de 2013 hasta los atentados en la escuela de Oregón el día 1 de octubre de 2015, en Estados Unidos ha habido 994 tiroteos masivos, es decir casi un tiroteo por día. El saldo de estos ataques ha sido durante dos años de 1,260 muertes y 3,606 heridos.

Si bien el problema de los tiroteos masivos tiene múltiples explicaciones relacionadas principalmente a historias personales de los atacantes, la gran oferta de armas que proporciona Estados Unidos si afecta considerablemente el número de muertes en ese país. Con base en información del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades, el número de muertes causadas por armas de fuego supera ampliamente a los decesos originados por ataques terroristas. Mientras que las muertes por terroristas no supera las 3,380 defunciones entre 2001 y 2013, las muertes por arma de fuego en el mismo periodo fueron 406, 496. Las armas representan la segunda causa de muerte en Estados Unidos después de los accidentes automovilísticos. Las pistolas son más letales en el país del norte que las enfermedades renales, el alcohol, el párkinson y la leucemia.



La relación entre homicidios y armas de fuego en Estados Unidos es muy estrecha. El país del norte es la nación que más armas per cápita tiene. De acuerdo con el Estudios sobre Armas Pequeñas 2007, Estados Unidos es el país con más armas en el mundo con un tasa de 88.8 por cada 100 personas. Según el Pew Research Center, actualmente circulan alrededor de 270 y 310 millones armas de fuego en un población cercana a 318.9 millones de personas. Esta cantidad de armas se encuentra estrechamente relacionada con los homicidios que se cometen en este país. Mientras que en Norteamérica el número de asesinatos realizados con este tipo de armamento supera el 60%, en países como Australia o el Reino Unido no superan el 25%.

Comprar un arma en Estados Unidos es relativamente fácil. En el país del norte existen 54,026 tiendas con permiso para vender armas; estas representan un aumento del 14% desde 1992. Además de este tipo de tiendas existen también las tiendas para empeñar objetos las cuales cuentan con licencias para vender y comprar armas de fuego. Con base en datos del gobierno estadounidense, existen 7,890 tiendas de empeño con los permisos para comprar o vender armas. Al mismo tiempo, la mercadotecnia en armas en este país es altamente fuerte. De acuerdo con el departamento de Justicia de Estados Unidos, anualmente se realizan 2 mil y 2 mil 500 exposiciones de armas. Esto equivale a que cada semana se exhiben 100 exposiciones a la semana en todo el país.

Si bien la venta o circulación de armas no necesariamente esta estrechamente ligado a tiroteos masivos como lo presentan los casos de India, Findlania o Suiza, en Estados Unidos la gran oferta de armamento ha permitido que se lleven a cabo actos como los realizados el día de ayer en San Bernardino. Es necesario que se realicen los estudios pertinentes para comprender que condiciones generan este tipo de conductas atípicas. La pregunta no es si la legalización de las armas reduce o aumenta el número de homicidios, sino que condiciones se están generando en Estados Unidos para que se estén dando este tipo de ataques entre personas de la misma comunidad.

Previo

El 64.4% de los jóvenes en México han presenciado algún acto de violencia

Siguiente

Juan Ramón de la Fuente no va como independiente para el 2018, dice...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *