Se termina la política del “hijo único” en China.

Después de 30 años de una estricta y polémica medida de control natal que pretendía reducir los problemas de superpoblación de un país que en 1980 ya contaba con 987 millones de habitantes y que en 2013 superó los mil 360 millones; la Asamblea Nacional Popular de China aprobó este domingo una enmienda a través de la cual se anula la política del “hijo único”.

Esta regulación entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2016 y no liberaliza el número de descendientes que cada pareja puede tener, sino que amplía de uno a dos el máximo autorizado.

Esta medida ya había sido resuelta y anunciada el pasado 29 de octubre, al término del plenario anual del Partido Comunista de China (PCCh), sin embargo, su ratificación parlamentaria era un trámite necesario antes de su puesta en marcha.

La nueva legislación permitirá además legalizar la situación de millones de ciudadanos sin documentos oficiales, cobertura médica ni derecho a la educación pública por ser hijos de padres que no respetaron la política del hijo único.

Vía TeleSUR

Previo

La "Ley corta" es sólo el primer paso a la gratuidad universitaria en Chile

Siguiente

Lluvia en cierto tono de azul

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *