Se registran 300 extorsiones diarias en México, el DF es la ciudad con más denuncias

Las llamadas de números desconocidos que piden dinero por el rescate de una hija, un primo o dinero para otorgarte un premio, hace mucho dejaron de ser una leyenda urbana para volverse una experiencia cotidiana.

Hace 10 meses que la aplicación móvil “No más extorsiones” comenzó a funcionar y en este tiempo se han registrado al menos 90.000 casos en todo el país. Esta app fue desarrollada por el Consejo Ciudadano del Distrito Federal y con ella se ha creado una base de datos con más de 100.000 números telefónicos sospechosos de haber cometido este delito al menos una vez.

El DF seguido por el Estado de México, Aguascalientes, Puebla, Jalisco y Veracruz son los estados donde más se han registrado estos incidentes, que pasan en todo el país.



En lo que va de operación de la aplicación se han adicionado 8,500 números nuevos y 11,000 cuentas bancarias que se han utilizado para consumar el delito.

¿Cómo funciona?

Puedes descargar la aplicación desde el Play Store, esta se alimenta de una base integrada por 100 mil números que han sido aportados por el Consejo en los últimos años.

Una vez instalada en tu teléfono, la app te advertirá si la llamada entrante está registrada en la base de datos y después de hacerte la invitación para reportar el número, cortará la comunicación.


Desde 2007 se tienen registradas denuncias por este delito, el cobro por los falsos rescates va desde cinco dólares -que puede llevarse a cabo a través de tarjetas de prepago o la entrega del dinero en una cuenta bancaria- y se ha registrado también la entrega de vehículos o joyas como rescate. Con menos frecuencia, la extorsión también puede realizarse por mensajes escritos vía celular, el correo electrónico o la amenaza cara a cara.

Se ha registrado que los extorsionadores operan principalmente desde cárceles que comenzaron pidiendo depósitos bancarios o saldo de prepago para teléfonos celulares.

_____

_____

Con información de El País

Previo

¿Por qué los mexicanos quieren ser profesores?

Siguiente

Las religiones en México: diversidad, intolerancia y conflicto

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *