Las elecciones locales de 2016 aumentan su costo en un 60% ¿Aumentará también la calidad de la democracia?

En 2016 se llevarán a cabo 13 elecciones locales en todo el país. El dinero destinado a los Organismos Públicos Locales (Oples) para la realización de los comicios será de 6 mil 56 millones de pesos y 7 mil 364 millones de pesos para el Instituto Nacional Electoral (INE). Este gasto representa un aumento del 60% en elecciones locales si se toma en cuenta que los fondos de los Oples en 2010 fueron de 3 mil 686.8 millones de pesos. Los estados de la república que más recursos recibirán en las elecciones locales del 2016 son Aguascalientes, Oaxaca, Hidalgo, Sinaloa y Baja California. Por el contrario, los estados con el menor aumento en sus recursos electorales son Quintana Roo, Chihuahua, Zacatecas y Durango.

A pesar de la reforma electoral que se llevó a cabo el presente año, México sigue siendo una de las democracias más caras en el mundo. Mientras que países como Chile y Costa Rica tienen un costo por votante menor a los $2  dólares, en México el costo en promedio de cada elector sobrepasa los $5 dólares.  De acuerdo con la Red de Conocimientos Electorales, los países con las democracias más caras después de México son Lesoto y Rusia. Dos países que se han caracterizado en los últimos años por su baja calidad democrática y constantes violaciones a los derechos humanos.

A pesar de que el aumento por parte del INE en el costo de las elecciones locales del próximo año busca mejorar la calidad de los comicios y del ejercicio democrático, la realidad es que a mayor gasto electoral en el país menor calidad democrática tenemos. De acuerdo con datos del Latinobarómetro, el apoyo a la democracia en nuestro país entre 1995 y 2013 ha disminuido 12 puntos. Mientras que en 1995 el 49% de la población decía que la democracia era preferible, para 2013 sólo el 37% pensaba lo mismo.  Otros países como Uruguay, por ejemplo, tienen un apoyo a la democracia por parte del 71% de su población, 34% más que en nuestro país. Ante estos resultados, México forma parte de los 6 países latinoamericanos con el menor apoyo a la democracia por parte de sus ciudadanos.

Estos altos costos en la democracia están afectando también a las instituciones encargadas de llevar a cabo las elecciones. De acuerdo con una encuesta realizada por el periódico Excélsior, menos de la mitad de la población del país dice estar conforme con el desempeño que lleva el INE. Esto tiene grave consecuencias para la democracia mexicana ya que si no existe confianza y apoyo a la institución encargada de llevar a cabo los comicios, entonces la credibilidad de los resultados será cada vez menor y los partidos políticos y la sociedad no tendrán porque respetarlos.

El próximo año se llevarán a cabo las elecciones locales más caras de la historia en nuestro país. Sin embargo, esto no significa que la gente de estados como Oaxaca o Hidalgo tendrá una mejor democracia que antes. Por el contrario, estos altos costos podrían minar la confianza de la gente hacia las instituciones y hacia los partidos políticos aumentando los niveles de abstencionismo en estas localidades. Es necesario que las autoridades por fin se den cuenta que la llave para una mejor democracia no se encuentra en la cartera.

Previo

Lluvia en cierto tono de azul

Siguiente

Boko Haram continúa con los atentados en Nigeria, hoy dejan al menos 80 muertos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *