La situación de los adultos mayores en México

Hoy en día México tiene la mayor cantidad de jóvenes en su historia. De acuerdo con el Consejo Nacional de Población, en 2014 había 19 millones de personas viviendo en el país de las cuales el 18.2% son jóvenes entre 15 y 24 años de edad. Desafortunadamente, este bono demográfico no ha sido aprovechado al tener improductiva al 22.3% de las personas entre 15 y 29 años. Esta cifra hace de México el segundo país con el mayor número de jóvenes que ni estudian ni trabajan entre los miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Este grupo de personas al crecer no tendrá los recursos necesarios para su propia manutención. Si ya hoy la situación de los adultos mayores en México es complicada, el aumento de adultos mayores- sin capacidad económica para mantenerse- propiciará un grave problema en nuestro país.

Con base en el reciente estudio de la OCDE Pensions at a Glance 2015, el porcentaje de personas adultas mayores de 65 años viviendo en pobreza en México es del 31%. Con estos datos México se posiciona como el tercer país con la población adulta con más bajos ingresos dentro de la OCDE. Ese porcentaje es bastante alto si lo comparamos con el promedio de la organización de 12.6% o con países como Holanda o la República Checa en donde menos del 3% de la población adulta vive en condiciones de pobreza.

Una posible causa de empobrecimiento en la vejez en nuestro país se debe a la poca inversión que realiza el Estado en este sector de la población. El gasto público en adultos mayores se ha mantenido relativamente estable desde 1990. Mientras que el gasto promedio del Estado hacia los adultos mayores en los países de la OCDE es 7.9% del PIB, en México el Estado no gasta más del 2% de sus ingresos en este grupo poblacional. Un efecto negativo de esta desatención gubernamental hacia los adultos mayores es que sólo el 25% de los adultos mayores recibe una pensión contributiva. El resto de la población deja de percibir algún ingreso cuando se retira.


______

Esta poca procuración del Estado hacia la vejez podría tener grandes repercusiones en el futuro si tomamos en cuenta que la dependencia de los adultos mayores en el país aumentará exponencialmente según el reporte de la OCDE. Para 2010, la tasa de dependencia de los adultos mayores en México era de 11% ante un 24% de la OCDE, sin embargo, para 2050 esta tasa aumentará al 35.3% y para 2070 incrementará hasta un 54.3%. Esta dependencia causará un gran problema al Estado ya que tendrá que realizar grandes inversiones para poder cubrir las necesidades de este sector poblacional. Si tomamos en cuenta que hoy en día el 22.3% de los jóvenes no realizan ninguna actividad productiva, las posibilidades de que estas personas puedan ahorrar y ser autosuficientes en su edad adulta parece complicado.

Esta poca seguridad económica que garantiza el Estado mexicano a los adultos mayores hace que la edad de retiro laboral sea cada vez más grande. En el caso de México, la edad de jubilación en promedio de los hombres y las mujeres es de 72 y 68 años respectivamente. Del lado contrario, Canadá tiene una edad de retiro en promedio de 64 años en hombres y 62 años en mujeres. Además de la necesidad de seguir percibiendo un ingreso en edad adulta a falta del apoyo del Estado, las personas arriba de los 55 años de edad en México continúan trabajando hasta edades ya adultas debido a la dificultad de conseguir trabajo en el mercado Laboral. La tasa de empleo de personas arriba de los 55 años en el país se encuentra por debajo del promedio de la OCDE, quien tiene una tasa del 70%.

México no ha aprovechado el bono demográfico de jóvenes para generar mayor riqueza en el país. Esto generará grandes problemas en el futuro porque tendremos una población grande de personas que no pueden mantenerse a edades adultas debido a la improductividad durante su juventud. Este empobrecimiento de las personas adultas en el país se debe en parte a la desatención del Estado hacia este grupo poblacional. En el futuro, el gobierno no podrá omitir a este sector de la población a causa de su crecimiento. Sin embargo, para ese momento el costo de atención a los adultos será de tales magnitudes que afectará seriamente las finanzas públicas del Estado. México hoy debe prevenir esta situación catastrófica por medio de la generación de riqueza y el aprovechamiento del bono demográfico para generar la mayor cantidad de ingresos necesario, ahorrarlos e invertirlos para el futuro.

Previo

México es un estado bulímico que vomita a sus jóvenes en fosas

Siguiente

Viernes de carcajadas