La innovación y emprendurismo social entre dos países y muchas culturas.

¿Qué sabemos de la innovación social? Creativos, idealistas, pensantes, gestores, activistas han surgido con nuevas propuestas para contribuir de manera positiva un bien común, tanto personal como comunitario. De seguro han escuchado “nuevos” términos como startup, makers, empresa crowd, entre otros. Y se preguntarán, ¿en qué nos ayuda como sociedad? En mucho, la innovación social nos permite “conectar cosas, personas, instituciones, que van a lograr que los problemas se solucionen de una manera diferente”, dicho por Jackie Arango, de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema, de Colombia. 

¿Por qué pongo esto sobre la mesa?, les cuento: todo noviembre, para mí fue de compartir charlas y entrevistas con innovadores tecnológicos y sociales de diferentes países, gracias a esto entendí que la riqueza está en la diversidad de razas, lenguas, personas y mentes, eso lo constate aún más en San Francisco, en un networking -al que asistí hace unas semanas- constituido por latinos que viven, comparten y crecen sus visiones en Silicon Valley. Me fue muy grato ver que la intención del cambio rompe esquemas, lenguas y estereotipos.

Este movimiento está integrado por varios perfiles -los cuales en próximas publicaciones les compartiré- y se dicen llamar Iberus y Latinosphere, ellos no solo son una comunidad, sino una familia que comparten una visión: crear trabajos e ideas, desarrollar empresas que conecten con otras empresas y así empoderar a los ciudadanos de diferentes latitudes para incrementar la oportunidad de derechos y oportunidades.

Podrán preguntarse ¿hacía a dónde apunta todo este movimiento de crear un entorno procomún para generar inteligencia colectiva? “El más importante impacto entre lo social no está directamente relacionado en los resultados sino en poder relacionar a toda la sociedad y cambiar un sistema”, Rodrigo Baggio, fundador del Comité para la Democratización de la Información en Brasil y reconocido innovador social. 

Las ideas y las ganas se encuentran, no solo en Silicon Valley, también en Latinoamérica y en su gente, que no solo es un mercado en crecimiento para el emprendurismo y negocios, sino es un lugar clave para impactar positivamente en lo social y generar un valor más allá del dinero. 

¿Qué esperamos entonces? Generemos la conexión y vaciemos las ideas para lograr lo inesperado, que las oportunidades están a la vuelta de la esquina.

Por: Estefanía Hernández Cerpa / twitter: @estefaniahcerpa

Imagen: https://www.flickr.com/photos/127293889@N04/ | Vía Creative Commons | TEAM/LABS Media

Previo

Belin y el Arte Urbano Surrealista

Siguiente

Thomas Cian y el arte esencial del gráfito