México, un país poco atractivo para estudiar.

Uno de los principales objetivos de la globalización es el de  incluir e integrar las culturas e individuos del mundo. Un mecanismo importante para realizar esta tarea es la movilidad estudiantil. A través de los años, la mayoría de los países han buscado enviar a sus jóvenes a otros países para realizar estudios y también buscan convertirse en receptores de estudiantes internacionales. Además de buscar una mayor integración y fortalecimiento en las relaciones con distintos países ,el incrmento del capital social y la productividad académica y laboral es uno de los beneficios que otorga la diversidad educativa en las aulas.

Países como China, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda, etc. han hecho grandes inversiones para atraer a personas de todo el mundo para estudiar en sus países. No es coincidencia que mientras más estudiantes extranjeros tenga un país mayor es la capacidad de crecimiento económico y desarrollo de una sociedad. En el caso de México, a pesar de ser uno de los países que más estudiantes extranjeros recibe en América Latina, en comparación con los países antes mencionados nuestro país recibe solamente una pequeña cantidad de estudiantes extranjeros.

De acuerdo con el reporte de la OCDE “Estudiantes inmigrantes en la escuela 2015”, el porcentaje de estudiantes extranjeros en México mayores a los 15 años no supera el 10% de la matricula estudiantil nacional. Por el contrario, en países como China los estudiantes extranjeros representan el 35% del total de los estudiantes del país.  En el caso de Canadá, las personas provenientes de otros países representan el 30% de la población estudiantil y en Estados Unidos los extranjeros representan el 22%.

En México existen mil 500 extranjeros becados por Conacyt para realizar estudios de posgrado. Sin embargo, este grupo no representa ni el 1% de la matricula dentro de estudios de este nivel educativo. En comparación con países como Estados Unidos o Canadá en dónde la representación de estudiantes en la matrícula escolar de posgrado es de 3.4% y el 10.6% respectivamente, nuestro país está muy lejos de ser el destino predilecto de los extranjeros para venir a estudiar.

De las mil 906 escuelas registradas por la SEP que imparten estudios de posgrado, la mitad de los estudiantes extranjeros en México se reparten únicamente en 4 escuelas, lo que habla de la poca calidad educativa del sistema educativo mexicano. Las universidades más buscadas por extranjeros en el país son la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y el Centro de Investigación de Estudios Avanzados (Cinvestav). De todas estas universidades es la UNAM la que más alumnos extranjeros de posgrado recibe con una matrícula de 635 alumnos.

Las regiones que más estudiantes de posgrado envían a México son América (540) Europa (85), y provenientes de Asia, África y Oceanía (12). El país que más estudiantes de posgrado exporta a México es Colombia.

En México falta mucha inversión y promoción para que más estudiantes del mundo vengan a estudiar a nuestro país. La inseguridad, el bajo crecimiento económico y la baja competitividad educativa hacen de México un país poco atractivo para los estudiantes de otros países. Mientras menos intercambio tenga nuestro sistema educativo con estudiantes del exterior, menos posibilidades tendremos para desarrollarnos y tener un capital social más productivo.

Previo

Susana y los viejos: La mujer como objeto en el arte

Siguiente

La crisis cubana de migración