Demandarán al Estado Mexicano por asesinato de normalistas de Ayotzinapa

El próximo Martes 15 de Diciembre de 2015, en Centro Nacional de Comunicación Social CENCOS (Medellín 33, Col. Roma, Ciudad de México), las familias de Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, así como Gerardo Torres Pérez, estudiantes normalistas víctimas de violaciones graves de derechos humanos, presentarán una denuncia contra el Estado mexicano frente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), representados por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), el Centro Regional de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos (Red Groac) y el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan.


Los peticionarios solicitan a la CIDH que declare la admisibilidad de esta petición y responsabilice al Estado mexicano por la violación de sus obligaciones internacionales bajo la Convención Americana, y la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura. Ésta petición se enmarca en hechos ocurridos el 12 de diciembre de 2011, en Chilpancingo, Guerrero, cuando oficiales de la fuerza pública -federal, estatal y municipal- se movilizaron para desalojar una manifestación pública y pacífica de un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. El uso desproporcionado e ilegal de la fuerza policial resultó en la muerte de Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, y en la detención ilegal y posterior tortura de Gerardo Torres Pérez.


Los hechos denunciados en esta petición ejemplifican algunos de los temas más acuciantes sobre violaciones a los derechos humanos en México, entre ellos: la represión de la protesta social, el uso de desproporcionado de la fuerza, el empleo de la tortura como medio de investigación y, la falta de esclarecimiento y sanción de violaciones graves a los derechos humanos.



* Información extraída de un comunicado de prensa del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan.

Previo

El gobierno feminista que dice haber llegado

Siguiente

Canadá da la bienvenida a refugiados sirios

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *