¿Quién gana en las guerras?

Una vez más los tambores de guerra suenan en el mundo. Los atentados terroristas ocurridos en París han hechos que los países de occidente preparen sus armas para combatir a uno de los enemigos más peligros de los últimos 20 años: el terrorismo.  Los gobiernos dicen comúnmente que la guerra o el uso de violencia por parte de los Estados debe ser el último recurso para salvaguardar la integridad de sus ciudadanos y sus territorios, debido a las consecuencias que los conflictos armados generan. Sin embargo, existen grupos que salen muy beneficiados cuando inicia una guerra. Los países que tienen las empresas armamentitas más poderosas obtienen grandes cantidades de dinero cada vez que sangre se derrama.

Cuando comienza una guerra, las partes involucradas necesitan de armamento para poder librar sus batallas. Actualmente, existen compañías internacionales encargadas de vender las armas requeridas por los Estados. Mientras más sangrienta y más duradera sea un conflicto, mayor será la importancia de estas empresas . De acuerdo con información del Centro de Investigación sobre Globalización, las compañías de venta de armas que más ingresos generan a nivel mundial son:

  • Lokheed Martin (Estados Unidos)

Esta empresa norteamericana obtuvo ganancias netas en 2013 de más de 1 billón de dólares. Esta empresa se convirtió en la empresa de armamentos más importantes del país norteamericano cuando se le otorgó, después de los ataques a las torres gemelas, el contrato de seguridad más grande en términos de tiempo y dinero en la historia de Estados Unidos.

  • Boeing (Estados Unidos)

Esta empresa es quien construye más aeronaves militares en el mundo. Desde portaviones hasta helicópteros Apache, la compañía estadounidense generó hace dos años ganancias netas de más de 4 billones de dólares. Recientemente, Boeing se ha convertido en una de las compañías que más armamentos proveen al continente asiático. Una de las principales razones de la fortaleza de esta empresa es su poder de influenciar decisiones políticas. Hasta 2013, Boeing contaba con 83 de sus 115 lobistas trabajando en puestos importantes del gobierno norteamericano.

  • BAE Systems (Estados Unidos-Reino Unido)

Esta compañía de origen americano e inglés no tiene las mismas ganancias que las dos anteriores. En el año 2013, BAE Systems obtuvo ventas de 26.8 billones de dólares pero con ganancias de 275 millones. Sin embargo, la presencia política de BAEY Systems en los gobiernos norteamericano e ingés es muy importante.El años pasado, esta empresa destinó más de 3 millones de dólares a campañas de diversos candidatos políticos tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido, dando como resultado que más de la mitad de sus lobistas integren la administración pública de ambos países.

  • Raytheon (Estados Unidos)

Esta empresa es la más importante en el país norteamericano en tecnología en defensa y seguridad interna pero también es la máxima productora a nivel mundial de misiles dirigidos. Estos misiles fueron altamente utilizados por los miembros de la OTAN durante los bombardeos al gobierno Libio en 2011. Las ganancias obtenidas por esta organización fueron de 2 billones de dólares en 2013.

  • Northrop Grumman (Estados Unidos)

Northrop es el cuarto contratista en seguridad de Estados Unidos y la empresa que más embaraciones navales construye en el mundo. Esta compañía se especializa también en sistemas aeroespaciales, sistemas electrónicos, sistemas de información, construcción de barcos y servicios técnicos. En 2013 Northgrop obtuvo ganancias por más de 2 billones de dólares.

En el caso de Francia, si bien sus compañías armamentistas no figuran entre las 5 más poderosas del mundo, los franceses tienen 2 compañías que si forman parte de las 10 grandes empresas de armas a nivel mundial. Las dos empresas en armamentos francesas son Airbus Group y Thales Group, ambas obtuvieron ganancias, hace dos años, de 2 billones y 800 millones respectivamente.

Estados Unidos y Francia han llamado a la comunidad internacional para terminar con la amenaza que representa el Estado Islámico. A mismo tiempo, las empresas de estos dos países se verán beneficiadas por la compra de armas que varios países realizarán en los próximos años ante la amenaza de las organizaciones terroristas. No obstante que las guerras podrán ser el último recurso utilizado por los gobiernos para resolver sus problemas, como al parecer la industria armamentista genera grandes ganancias económicas a países como Estados Unidos y Francia. Solo esperemos que tanto Obama como Hollande no se les haga costumbre llegar a este último recurso, a pesar de las grandes ganancias que la guerra genera a sus países.


Vídeo Recomendado

Previo

La app de las Combis: Comparte la ruta y tarifa con el nuevo servicio Uber Pool

Siguiente

Google+ por la revancha 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *