“El Bronco” criminaliza a las víctimas, mientras los familiares buscan a sus desaparecidos

Nuevo León es uno de los estados con mayor número de desaparecidos en el país, pues ocupa el tercer lugar de incidencia después de Tamaulipas y el Estado de México. De acuerdo con el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, hay 2,190 neoleoneses de los que desconocemos su paradero.

En una entrevista difundida el día de ayer por Sin Embargo, el nuevo gobernador del estado respondió así al cuestionarlo sobre los desaparecidos y los Derechos Humanos:

“También hay muchas madres que no quieren decir en que andaba su hijo y eso complica la búsqueda. Yo te puedo decir de la mamá de mi hijo: para ella su hijo era perfecto. Y mi hijo a veces era cabrón. ¿Me explico? Las mamás nunca dicen que su hijo anda mal y entonces la mejor excusa es culpar al gobierno.”

Ante estas declaraciones, los familiares integrantes de Fuerzas Unidas de Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FundeNL), dirigieron una carta abierta al “Bronco”, en la que con indignación lamentaron la criminalización de las víctimas en sus declaraciones.

“¿Te suenan los términos reclutamiento forzado o trata de personas? ¿Sabes siquiera lo que significan? Mira Gobernador, nosotros no batallaremos con funcionarios públicos cómplices por acción, por omisión o por prejuicios sobre las personas desaparecidas. (…) Si ustedes creen en los ejércitos y la violencia nosotros creemos en la paz y la solidaridad humana y cristiana, esa es nuestra guía con la que lograremos encontrar a nuestros seres queridos.”

Vale agregar que es inminente la llegada de la policía militarizada a Nuevo León. Al respecto, el gobernador asegura con orgullo que el suyo será el primer estado en tenerla, pues la infraestructura está ya en construcción.

Mientras la estrategia y las acciones para la búsqueda y localización de los desaparecidos por parte del gobierno del estado son inexistentes, FundeNL e integrantes del grupo VIDA realizaron la Primera Brigada de Búsqueda Independiente en Nuevo León. El sábado 31 de octubre en la sierra ubicada en el kilómetro 92 de la Autopista a Saltillo, familiares y amigos de desaparecidos se dieron a la tarea de recorrer la zona con picos y palas. En el lugar hallaron distintas prendas de ropa femenina, incluyendo ropa interior, así como camisas, zapatos y pantalones manchados con sangre, que fueron entregados a personal de servicios periciales de la Procuraduría estatal para su procesamiento y rescate de ADN. Además, se encontró un posible enterramiento clandestino que será analizado para determinar la existencia o no de restos humanos.

Previo

Publican desplegado contra Angélica Fuentes

Siguiente

Se aprueba uso lúdico de la marihuana por la SCJN