El 42% de la población aprueba el gobierno de Enrique Peña Nieto

El Presidente Enrique Peña Nieto ha aumentado su popularidad en los últimos meses de acuerdo con la última encuesta realizada por la casa encuestadora Buen Día y Laredo. Las opiniones positivas hacia Peña Nieto pasaron del 22% en agosto al 25% en la encuesta publicada este mes. El porcentaje de la población que apoya al Presidente es del 42%, del otro lado el porcentaje de personas quienes lo rechazan alcanzan el 51%. Si bien Peña Nieto sigue teniendo una calificación negativa en su aprobación, durante los últimos meses el número de personas que aprueba las acciones del actual gobierno ha ido aumentando, tomando en cuenta que en agosto de este año sólo un 35% de la población apoyaba al presidente.

La encuesta realizada muestra que las acciones que más han ayudado al Presidente en la recuperación de su imagen son los programas sociales y el combate a la pobreza con una aprobación del 17%, las reformas estructurales (10%) y la obra pública (7%). Del lado contrario, el 13% de la población dice que las reformas estructurales son la peor acción del actual gobierno, el 9% está en contra de las acciones tomadas por el Presidente dentro de la economía y un 9% menciona que la inseguridad, la violencia y la guerra contra el crimen organizado son el principal problema de Peña Nieto.


Publicidad

La visión de los mexicanos y mexicanos sobre su país, sin embargo, sigue siendo negativa. A pesar del incremento en la aprobación de las acciones del Presidente, la mayoría de la población cree que el país va por un mal camino. Sólo el 23% de los encuestados cree que México va por buen rumbo. Por otra parte, la mitad de los encuestados considera que hoy estamos peor que durante el inicio de la administración de Peña Nieto.  Esta visión negativa de lo que ocurre en el país también afecta la perspectiva personal de los ciudadanos, en donde sólo 2 de cada 10 mexicanos y mexicanas dice vivir mejor que antes.

Este aumento en la aprobación del Presidente se debe en parte a que el efecto de la fuga del Chapo Guzmán se ha ido diluyendo en los medios de comunicación y en la sociedad. Además, la atención que adquirieron otros temas como la legalización de la marihuana permitieron que la presidencia adquiriera mayor fuerza y se recuperara de los golpes recibidos por la fuga del chapo y los hallazgos del comité de expertos internacionales en el caso Ayotzinapa.

Este incrementó en el apoyo a la presidencia puede verse afectado con las últimas decisiones de Peña Nieto. Por ejemplo, recientemente el Senado ha recibido la terna propuesta por el Presidente para conformar la Suprema Corte de Justicia. Dentro de los postulantes se encuentra el procurador de justicia del Estado de México, Alejandro Gómez, el cuál encubrió las matanzas extra judiciales cometidas en Tlatlaya el 30 de junio de 2014. Otras decisiones controversiales tomadas por la presidencia han sido la designación de Arturo Escobar como subsecretario de gobernación y al ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, como cónsul de México en Barcelona.

Previo

El caso de España: ¿Llegó el momento para el cambio?

Siguiente

La ética en la política y en la labor legislativa