Despojo en Coahuila: pistoleros destruyen ejido y amenazan a campesinos

El ejido Gabino Vázquez, ubicado a 60 kilómetros de la cabecera municipal de Cuatro Ciénagas, Coahuila, fue destruido la noche del pasado cuatro de noviembre por pistoleros que incendiaron más de 15 casas y destruyeron con maquinaria pesada la Iglesia, el Centro de Salud y una escuela.

El hecho, han denunciado los habitantes, fue resultado de un desalojo en el que podría estar involucrado el edil de Alumbrado Público y Deportes de extracción perredista, Octavio Cordero Rodríguez, el cual ya fue suspendido de sus funciones por 15 días.

Al menos uno 40 pistoleros presuntamente miembros de los Zetas arribaron al pueblo disparando armas de grueso calibre y amenazando a los campesinos. Los hombres armados mataron a los animales, se robaron maquinaria, la bomba de agua y destruyeron la planta de luz. Posteriormente sometieron y amenazaron a los habitantes para que abandonaran sus terrenos, o de lo contrario regresarían para matarlos.

Según un mando policiaco, un empresario dueño de medios de comunicación en Monclova contrató a los pistoleros para desalojar a los ejidatarios, quienes tienen un adeudo que contrataron para sembrar sus tierras y que ahora no pueden pagar por los altos intereses que les cobran.

Fue hasta este jueves 12 que los hecho fueron reconocidos por el gobernador Rubén Moreira, el cual informó que la Procuraduría estatal ya investiga lo acontecido.

Moreira rechazó la participación del crimen organizado en la destrucción del ejido Gabino Vázquez y atribuyó la violencia a una “disputa entre civiles”.

Con Información de Proceso y Vanguardia

 

 

_____

_____

Previo

Viernes de carcajadas

Siguiente

26 recomendaciones incumplidas por PGR en caso Iguala

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *