NO EXISTEN AVANCES NI CERTEZAS

¿Hasta cuándo esta administración peñista dará un giro para recuperar su vulnerada credibilidad? Pregunta que se hacen muchos en el país y en el extranjero. Aunque la repuesta está en el viento (Dylan en el corazón), ya que en cada ocasión que habla Enrique pareciera que estamos en el mejor de los mundos posibles: tenemos la inflación más baja en décadas, no se han creado empleos en los últimos quince años como ahora y a pesar del entorno internacional adverso, crecemos más que otras naciones latinoamericanas.

Las aseveraciones de los gobernantes son parciales, incompletas y fallidas, igual que las investigaciones judiciales, las cuales se derrumban al menor soplido de quien declare al respecto.

Dos casos recientes nos muestran lo frágil de la acción de la justicia. Por un lado, las acusaciones contra José Luis Abarca se desploman porque se hicieron al vapor, sin pruebas sólidas y con testigos al ahí se va. Por otro, los Estados Unidos cortan los fondos de la Iniciativa Mérida, ya que los derechos humanos no han sido preservados en diferentes asuntos (ambas notas en El Universal, 19 de octubre; la segunda tomada de Washington Post), de Tlatlaya al caso de los estudiantes de Ayotzinapa. Es decir, en el frente interno otro error de la PGR –que va para un récord mundial- y en el exterior la condena de la verdadera Casa Blanca y las agencias de policía yanquis.

Mientras tanto, la defensa (José Cruz) de los once policías acusados por la fuga de El Chapo, reclama a la fiscalía del caso sus tácticas dilatorias (Animal Político, 19 de octubre).Asimismo, existen una buena cantidad de periodistas que señalan, con razón: los verdaderos responsables de la escapatoria del sinaloense, Eugenio Imaz, del Cisen, y los operadores de la seguridad pública, no han sido tocados ni con una investigación ligera. A los amigos, pues, ni molestarlos.

Y esta semana, en dos sesiones, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tendrá que ir a la Cámara de Diputados para explicar porque no dio a conocer el video difundido por Carlos Loret de Mola (Televisa) donde se oyen claramente los ruidos para hacer el famoso túnel del Altiplano y las contradicciones entre la verdad histórica del cansado Jesús Murillo Karam y lo que han informado otras fuentes, entre ellas la CNDH, sobre todo por el quinto y sexto autobuses, algo que destruirá políticamente al activo de la operación gubernamental. Y tiene razón León Krauze (El Universal, 19 de octubre), no se trata de quién necesita golpear al hidalguense, sino darnos cuenta que su eficacia es nula.

Y es que corrupción e impunidad son, no cabe duda, una pareja invencible. Lo dice muy bien el investigador de El Colegio de México, José Luis Reyna (Milenio, ídem): de 7. 4millones de actos de corrupción (2013), se sancionaron a 12 mil funcionarios y sólo 140 fueron a la cárcel; es decir, el 0.00001. ¡Algo para Ripley!

Y si usted quiere ver otro oso, como dicen los comentaristas de futbol, escuche al impoluto gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien recientemente, a finales de su administración, descubrió que existían dos mil 173 aviadores en la secretaría de educación de las tierras jarocha, los cuales recibían anualmente 815 millones de pesos. Que multiplicados por los cinco años de su gestión, dan cerca de cinco mil millones de pesos, algo mayor a todo lo que dicen repartía la CNTE y quizás el SNTE. Y otra muestra que muchos empleados públicos son utilizados para tareas políticas.

Por cierto, el homenaje y subasta por Rubén Espinosa, resultó un éxito, ya que se recaudaron más de 206 mil pesos, siendo que la meta inicial eran 85 mil. Participaron en el apoyo 140 fotoperiodistas y la puja estuvo más que entretenida, en donde compañeros del oficio fueron a dejar su contribución a Rubén por jugársela siempre. Los padres de Espinosa, que se llevaron el 90 por ciento de lo recaudado, se dieron cuenta del valor en todos sentidos del artista. Próximamente, con el 10 por ciento restante se hará una exposición con las imágenes que tomó este hombre que vivió intensamente.

Luces y sombras de un México convulso.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

_____

_____

Previo

Los fuertes estragos de los huracanes (a propósito de #Patricia)

Siguiente

Patricia se degrada a depresión tropical

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *