Río de Janeiro se queda sin Uber

Eduardo Paes, alcalde de Rio de Janeiro, firmó la legislación que establece multas de 2000 reales a todos los conductores de taxis que prestan servicio por medio de aplicaciones móviles.

Con esto se convierte en la primera ciudad brasileña que prohíbe los servicios de transporte de Uber y por lo mismo él gobierno ya trabaja en su propia aplicación gratuita, dice Paes. En consecuencia taxistas de varios países se han levantado en huelga y también ya han protagonizado varias protestas, todos frustrados y solidarizándose con los cariocas debido a que esto representa una disminución para la empresa.

Es un día triste para Río de Janeiro” así se expresó Uber mediante un comunicado.

Vía CNN

Previo

Jueves y un cartón

Siguiente

La competencia que viene para PEMEX

1 comentario

  1. […] taxistas, quienes ya han intentado poner trabas a otros servicios, como Uber, en México, Francia y Brasil, por citar sólo algunos […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *