Un Papa incómodo

En un principio los aplausos fueron muchos, el Papa en una visita histórica hablaría en el Congreso de los Estados Unidos. Muchos especulaban sobre esta visita, el Papa como buen jesuita parece tener inclinaciones políticas hacia lo que la modernidad llama la izquierda, sin embargo su naturaleza como jerarca de una de las instituciones más conservadoras hace pensar que sus palabras no iban a ser polémicas y todo el tiempo iba a haber aplausos.

La actividad legislativa siempre se basa en cuidar a la gente, ustedes han sido invitados a esta tarea por quienes los han elegido.

Y se llenó de aplausos, todo parecía que iba a ser un discurso políticamente correcto, sin embargo, con palabras suaves y llenas de inteligencio empezó a dar, como dicen, algunos llegues.



Toda actividad política de servir y promover el bien de los humanos y se debe basar en el respeto a la dignidad de todos.

Y este es el mensaje político más incómodo que lanzó el Papa:

En siglos recientes, millones de personas vinieron a este país para perseguir sus sueño de construir un futuro en libertad. Nosotros, las personas de este continente no somos ajenos a los foráneos, porque la mayoría de nosotros, fuimos alguna vez foráneos. Les digo este como hijo de inmigrantes, consciente que la mayoría de ustedes también son descendientes de inmigrantes.

_____

_____

Pas, pum, papas.

Se escuchó en alguno de los curules, los aplausos se desbordaron en una reacción falsa, según algunos y sensible según otros y el Papa siguió marcando una agenda, como decíamos ayer, democrática. Incluyente y ocupándose de las materias y temas internacionales, uno el de los inmigrantes; los refugiados.Incluso el Papa afirmó que se vive una crisis de refugiados similar a al de la Segunda Guerra Mundial. El tema está en la agenda, incluso algunos medios destacaron al declaración de una niña que quiere que su papá y los papás de muchos sea legal, el discurso emotivo también juega un papel importante en esta visita de Francisco.

Casi al finalizar el Papa sentenció con un párrafo muy completo.

Una nación puede ser considerada grandiosa cuando defiende la libertad como Lincoln lo hizo, cuando se fomenta una cultura que permita a la gente soñar con la plenitud de los derechos de sus hermanos y hermanas como Luther King buscó hacer; cuando se busca la justicia y se defienden las causas de los oprimidos como Dorothy Day hizo con su cansado trabajo y el fruto de la fe que inicia con un diálogo para buscar la paz al estilo de Thomas Merton.

El Papa fue contundente, llamó a las libertades, llamó a la inclusión y respeto a los derechos humanos, llamó a solucionar el problema fronterizo y de los refugiados, llamó en un mensaje político claro a legislar de acuerdo a la justicia y dignidad. Pareció un regaño, pareció una llamada de atención, pero fue un mensaje de su agenda democrática, fue el Papa hablando como el actor político que es. Nos espera una aparición en la ONU y en el Congreso de las familias. Veremos

Aquí dejo el video completo y la narración del discurso

Discurso completo

Previo

Aunque vuelva a salir rana (notas sobre la independencia de Cataluña)

Siguiente

John Zorn y el gabinete del Dr. Caligari en México

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *