Secuestro en Jalisco: Una realidad manipulada

El estado de Jalisco es una de las entidades federativas que ha sido más afectada por el secuestro durante los últimos años. A pesar de que Jalisco había sido un espacio sin conflictos entre bandas del crimen organizado a partir del surgimiento del poderoso Cartel de Guadalajara, desde la ruptura de este famosa organizacion criminal, el inicio de la guerra contra las drogas y el fortalecimiento del Cartel Jalisco Nueva Generación, la sociedad de Jalisco se ha visto presa del secuestro y el gobierno ha dejado ver su poca capacidad para combatirlo.

Ante la incapacidad del gobierno de Aristóteles Sandoval para combatir el secuestro, el gobernador ha recurrido a la manipulación de cifras para ocultar la realidad del estado. En su segundo informe de gobierno, Aristóteles Sandoval aseguró que el número de secuestros entre 2013 y 2014 se había reducido de 69 a 22. Sin embargo, estos datos ignoran las denuncias ciudadanas realizadas ante la Procuraduría General de la República (PGR), tomando sólo en cuenta los registros de las instituciones estatales. Si tomamos en cuenta la información de la PGR los 22 secuestros reportados el año pasado en la entidad suben a 32.

Con base en los números del Estudio de Incidencia Delictiva del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), desde la administración del gobernador Aristóteles Sandoval, Jalisco se ha posicionado como uno de los estados del país con un notable incremento en los secuestros con una cifra de 123 hasta marzo de 2015. Estos números posicionan a Jalisco en el octavo estado que más se ha visto afectado por el secuestro en todo el país, inclusive mayor a lugares  como Sinaloa, Tamaulipas o Chihuahua.

Desglosando los números de secuestros en Jalisco, Guadalajara es la ciudad con más número de secuestros registrados desde 2008 de acuerdo con datos de la Dirección de Política Criminal y Estadística de la Fiscalía General del Estado. De todos los secuestros realizados solamente en el Área Metropolitana de Guadalajara, el 35% (67 secuestros) se han llevado a cabo en la capital. Las ciudades con  mayor número de secuestros después de Guadalajara son Zapopan con 61, Tlaquepaque con 21, Tlajomulco de Zúñiga con 17, Tonalá con 15 y El Salto con 7.

Los números de secuestros en Jalisco pueden ser aún peores si tomamos en cuenta el informe realizado por el Consejo para la Coalición y la Ley y los Derechos Humanos de 2015 dónde se establece que a nivel nacional solo 1 de cada 43 secuestros son denunciados ante las autoridades. La baja tasa de denuncias se debe a la nula confianza de la sociedad hacia las instituciones de seguridad. Entre el año 2000 y 2014 policías federales estuvieron inmiscuidos en 75% de los secuestros registrados. Esta alta cifra de colaboración entre autoridades y delincuentes ha hecho que las personas no denuncian este delito ante las autoridades haciendo que el gobierno no cuente con cifras veraces sobre el número de secuestros en la entidad. Por lo tanto, podemos estar casi seguros que la información dada por el gobierno de Jalisco sobre el número de secuestros está muy alejada de la realidad.

El gobierno de Aristóteles Sandoval ha hecho poco para revertir la situación de inseguridad en la que se encuentra Jalisco. Es necesario que el gobierno del estado tome en cuenta estas cifras y deje de manipularlas para poner en marcha un plan para reducir la violencia y específicamente el secuestro, y con esto  cumplir con la responsabilidad constitucional de garantizar la seguridad de los Jaliscienses.

Previo

La desaparición forzada no siempre es culpa del Estado: Ombudsman de Jalisco

Siguiente

Pueden meterse las firmas por el trasero: Diputada del PRI ofende a ciudadanos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *