La muerte del partidismo en Jalisco tiene tres razones

La semana pasada el periódico Mural, la edición de Jalisco del periódico Reforma publicó una encuesta sobre las prácticas políticas de los jaliscienses. Donde se les preguntaba si se consideraba de algún partido (priísta, perredista, panista o emecista) dentro de la gráfico se incluyó también la categoría de otro partido o de ninguno.

La encuesta, antes de analizarla, hay que considerar algunos puntos. La pregunta tiene dos vueltas, una cosa es considerarte de un partido y otra tener simpatía pero no considerarte por ninguno. Otra puede ser que ni siquiera ese porcentaje sea militante pero que si haya votado por él en las recientes elecciones. La gráfica tiene mucho por analizar:

  1. En primer lugar, cabe destacar que en 2001 el partido de mayor preferencia (PAN) tenía el mismo porcentaje de los ciudadanos que no se consideraban de ningún partido.
  2. El PAN estuvo arriba en las preferencias partidistas hasta el 2009. (Esto se puede explicar por la mala reputación del entonces gobernador Emilio González quien mentó madres, estuvo borracho y no resolvió ningún problema, solo los agrandó)
  3. El PRI y el PAN estuvieron empatados en el 2002, 2003 y 2004.
  4. A partir de 2005 el PRI fue segunda fuerza hasta el 2010
  5. Con poco porcentaje el PRI sigue siendo el partido con más preferencia (21%)
  6. El PAN tuvo una caída estrepitosa en la elección de 2012. (El gobierno de Emilio fue de los peores y surgió una alternativa muy fuerte: Enrique Alfaro)
  7. MC surge desde 2012 cuando Alfaro presenta su candidatura a gobernador y en 2015 con tan solo 9 puntos se convirtió en el segundo partido con más preferencia.
  8. No figura el PRD en Jalisco
  9. Entre otros partidos suman 4 puntos porcentuales
  10. El punto más alto de preferencia a un partido es de 35 puntos porcentuales.
  11. El apartidismo (sin ningún partido) es la preferencia más alta desde 2002 a la fecha.
  12. De 2014 a 2015 hubo un repunte de 11 puntos porcentuales en el apartidismo.

Simpatía partidista Jalisco

Esto tiene explicaciones muy visibles a la luz del análisis. En Jalisco y me atrevería a decir que a nivel nacional, la tendencia es la misma, la gente se considera menos partidista cada año. Los partidos políticos ya no son ese espacio en donde los ciudadanos puedan sentirse representados por algún político, tampoco son esa plataforma donde cualquiera pueda participar para lograr un cargo público o servir a su comunidad. Los partidos como los conocemos en México ya caducaron.

En Jalisco podemos explicar este fenómeno anti partidos y el repunte de 11 puntos en un solo año desde 3 visiones.

  • Enrique Alfaro y MC

A pesar de que Enrique Alfaro y el partido Movimiento Ciudadano arrasaron la Zona Metropolitana de Guadalajara, no son el partido con el que más se sienten identificado los jaliscienses, pero si abonaron a que la ciudadanía se considerara menos representada por los partidos políticos. El discurso y la estrategia de comunicación de los candidatos naranjas era sencilla: no somos partido, somos ciudadanos. Y aunque los abanderaba un partido la gente se sintió identificada con ese discurso y son menos partidistas que nunca. MC solo sumó 9 puntos en la preferencia a pesar de tener concentrado casi la mitad de los votantes en Jalisco.

  • Pedro Kumamoto y la candidatura independiente

El triunfo de Kumamoto como diputado local en el Distrito 10 mandó un mensaje muy claro a la ciudadanía: no se necesitan los partidos. Y la encuesta lo reflejó, no es que la ciudadanía jalisciense se aleje de la política (aunque también es un mensaje) sino que gracias a Enrique Alfaro y Kumamoto los ciudadanos encuentran otra alternativa.

  • Descontento generalizado

En Jalisco han gobernado dos partidos únicamente, históricamente la Zona Metropolitana también ha sido gobernada por dos partidos a excepción de Tlajomulco, donde gobernó Enrique Alfaro. Estos dos partidos son el PAN y el PRI, situaciones de corrupción, ineptitud e inseguridad en las alcaldías municipales hicieron perder la confianza en los partidos azul y tricolor como máximos representantes. Incluso, lo que algunos llaman la cuna panista de México, dejó de ser panista. No dejó de ser conservadora pero si panista. Los partidos pasaron a segundo termino.

Veremos si el siguiente periodo de gobierno de las alcaldías hace a la ciudadanía sentirse identificada con un partido político o transforma su cultura política a tal grado de dejar a los partidos a un lado.

_____

_____

Previo

Snowden dice que el encriptado no sirve ... para hablar con los aliens 

Siguiente

La FIFA suspendió a su Secretario General Jerome Valcke por acusaciones de corrupción

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *