Gimme Shelter: las sombras de la violencia en México

Guerra, niños, […] violación, asesinato, está a un solo disparo”, esta línea es repetida constantemente en la letra de la que la revista Rolling Stone considera como la mejor canción de la banda de rock inglesa The Rolling Stones. Marcándonos un contexto, la canción Gimme Shelter ,junto con muchas otras escritas en los años sesenta, fue en su tiempo una denuncia al panorama mundial que se vivía en aquél entonces, donde se ponía a prueba la condición humana frente a eventos como lo fueron la Guerra Fría, la guerra de Vietnam, la descolonización de África, entre otros similares. Sin embargo, cada época y más precisamente cada sociedad, tiene sus propios problemas conforme el desarrollo de su tiempo y espacio. Ciertamente en nuestro México se viven problemas que van desde los desafíos político-sociales hasta las extremas cuestiones que nos hacen preguntarnos acerca de lo que nos hace realmente humanos y una sociedad. México, como cualquier otro país en crisis, tiene una necesidad urgente no de buscar soluciones pero de pensar los problemas a fondo. El filósofo alemán Friedrich Gregor Hegel afirma que “la filosofía es su época en conceptos”; a partir de esta frase pensemos: ¿cuáles son los conceptos que engloban las problemáticas de nuestra época en México? Recordemos simplemente términos clave que escuchamos en el noticiero, que leemos en los periódicos o en medios de internet. Incluso pensemos en aquellos tópicos que inundan nuestras conversaciones cotidianas. Por dar ejemplos, la migración, los derechos humanos, y la violencia son cuestiones de las cuales hay que invertir tiempo para pensarlas críticamente.

En tiempos recientes el mundo se ha conmocionado con la situación migratoria que afecta a países Europeos como lo son Francia y Alemania. La guerra en Siria ha dejado una cifra de alrededor 215,000 muertos según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (BBC, 15 de agosto). La violencia y las condiciones inhumanas de vida ocasionan que la población desee desplazarse hacía realidades menos violentas, más humanas por decir lo mínimo. Una realidad similar se nos plantea en México y toma matices que van más allá de lo político y lo geográfico. Ya no es inusual encontrarnos con inmigrantes centroamericanos mendigando en los cruceros y semáforos de las principales ciudades del país. El problema es de interés y los mexicanos como sociedad han debatido y discutido este problema a partir de los diferentes puntos de vista existentes. El problema de migración en México había despertado el dialogo al respecto en torno a los temas de derechos humanos, asistencia al migrante, trámites migratorios e incluso el gobierno estaba involucrado en estas discusiones. Sin embargo, los recientes acontecimientos acerca del tópico nos deja más para preguntar acerca de nosotros mismos como sociedad y seres humanos.

En Guadalajara, el pasado mes de julio se cerró el más importante centro de asistencia al migrante en la ciudad. Guadalajara se ha vuelto ya un punto relevante en lo que conviene a la migración centroamericana, ya que La Bestia en su paso deja muchos migrantes que se detienen en la capital jalisciense para recobrar fuerzas y poder obtener algo que les ayude a seguir su camino. FM4 Paso Libre era sin duda era una institución necesaria para una ciudad que sufre de estas problemáticas. ¿Por qué se ha cerrado el albergue? Puro egoísmo. La asociación vecinal de la colonia Arcos Vallarta segunda sección ha declarado y manifestado una postura en contra de dicha casa del migrante, todo enraizado bajo los supuestos de seguridad (El Informador, 14 agosto). Y esto no es la única cara del problema, ya que no es la única junta vecinal que está actualmente manifestándose contra los albergues para el migrante. En relación con la situación en Siria e Europa, la sociedad mexicana se ha sentido “empática” con los sirios e incluso han hecho colectas de firmas en la página Change.org para que el gobierno este dispuesto a recibir refugiados sirios. Petición que el gobierno federal ya ha respondido y se encuentra tomando cartas en el asunto.

¿Qué nos pueden decir acciones como estas acerca de la sociedad mexicana? Nos encontramos en medio de dos realidades similares en donde damos preferencia a una sobre la otra. ¿Cuál será el motivo? No lo sabemos. Por ello debemos plantearnos el qué estamos haciendo como sociedad para aplaudir las acciones humanitarias hacía el pueblo sirio mientras que estamos conformes y de acuerdo con la discriminación, el rechazo, la violación de derechos y el trato violento con el que recibimos aquí a nuestros pueblos vecinos de Centroamérica.

México es ya concebido como un país violento que no responde a sus llamados de auxilio. Somos hoy en día una de las naciones más peligrosas para ejercer el periodismo, somos el país donde se cometen más crímenes hacía la mujer, donde las desapariciones forzadas van en aumento cada día y donde los derechos humanos son solo una ilusión idealizada. Los mexicanos hoy vivimos en una realidad donde los nuestros derechos humanos vienen siendo un supuesto o incluso una cuestión condicional. Y así nuestros derechos ya no son universales si no que aplican bajo condiciones definidas por la autoridad. Nuestro derecho y deber de denuncia, que es supuestamente independiente de cualquier autoridad o estado, se ha tornado hacía una actitud pasiva e igualmente condicional.

Esta actitud pasiva ante el problema de la violencia es un mal general que se esparce por la mentalidad nacional como la más agresiva epidemia. Ya cumplimos un año sin que aparezcan o se clarifique la desaparición de los cuarenta y tres estudiantes normalistas de Ayotzinapa. El gobierno federal parece no interesarle dar alguna respuesta a las demandas de un pueblo enfadado. El estado violenta a su pueblo con desinformación y represión cuando los ciudadanos nos conformamos con enfrentarlos en una actitud meramente pasiva y sin respuesta. La violencia, las desapariciones y el crimen ya no son estimulantes para conmover el espíritu de los hombres. Mientras que se forman contingentes en las calles que demandan a las autoridades una respuesta y solución, hay una gran mayoría que toma una postura de no hacer nada si no les afecta el problema directamente. Nos indignamos ante la realidad y de manera egoísta buscamos que los demás, a los que les afecta, hagan algo por el problema que todos compartimos. Nos estancamos en la hipocresía de decir: ‘claro, que los estudiantes universitarios, los padres y maestros normalistas marchen y pidan respuestas, pero que lo hagan ellos; mientras que a mí no me afecte’.

Finalizamos la reflexión de la misma manera en la que la hemos abierto, evocando a la música de Mick Jagger y Keith Richards; pidiendo simple refugio como en su letra demanda. Actualmente nuestra realidad no es la más amable ni la más deseable. En México desaparecen personas todos los días, se asesinan periodistas y ciudadanos a sangre fría y se violenta a las masas a través del crimen y la indiferencia. Así como nuestros migrantes vienen a México de paso y nuestras mejores intenciones han sido darles un refugio dónde resguardarse temporalmente, aquí se pide guardar un refugio para pensar nuestra realidad. Como se ha dicho antes, repensemos y planteemos no solo las posibles soluciones sino los problemas que nos impiden progresar como sociedad y seres humanos. Volvamos a conmovernos y a sentir que los problemas de otro son nuestros mismos sufrimientos, empaticemos no solo con los nuestros pero con los demás. Démosle un refugio a los migrantes que vienen a México, a los periodistas que embrazan la libertad y la verdad, a la mujer y al niño que sufren y más que nada al pensamiento y a la crítica abierta para plantear y transformar nuestras realidades.

Referencias

Guerra de Siria dejó hasta ahora 215.000 muertos, dicen activistas. (15 de agosto del 2015). BBC. Recuperado de: http://www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2015/03/150315_ultnot_siria_muertos_cuatro_anios_guerra_lv.

García, Omar (14 de agosto del 2015). Vecinos, dispuestos a radicalizar acciones contra FM4. El Informador. Recuperado de:

http://www.informador.com.mx/jalisco/2015/610673/6/vecinos-dispuestos-a-radicalizar-acciones-contra-albergue-de-fm4.htm

_____

_____

Previo

¿Cómo veremos Ayotzinapa dentro de diez años?

Siguiente

La diversidad sexual en México: exclusión y violencia frente a resistencia y dignidad

1 comentario

  1. Avatar
    Ricardo Casillas
    27/09/2015 at 16:05 — Responder

    Fé de erratas:

    Gregor Wilhelm Friedrich Hegel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *