La situación de seguridad en México durante la administración del Presidente Enrique Peña Nieto ha presentado un cambio importante debido a la mutación en la estructura de la violencia en el país.  Con base en información del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) y Lantia Consultores la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes presentó una caída de 22.2 (13,675 homicidios) en 2012 a 16 (8,004 homicidios) en 2015. Si tomamos en cuenta la tasa de homicidios de 2011- la cual fue la más alta en los últimos ocho años en el país- los homicidios disminuyeron un 31.91% en 2015. A pesar de esta significativa reducción en la tasa de homicidios México se encuentra muy lejos de los bajos niveles de violencia de 2007 y muy por arriba del promedio de la tasa de homicidios de 4 de los países de la OCDE (Organización para el Crecimiento y Desarrollo Económico).

%CODET1%

Esta tendencia a la baja en el número de homicidios desde el 2012 parece experimentar un estancamiento o incluso un retroceso en 2015. De acuerdo con datos del SESNSP (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública) , mientras el número de homicidios osciló entre los 520 y 530 entre  Junio y Octubre de 2014, para el primer semestre del 2015 el promedio de homicidios fue de 633, representando un incremento de 103 homicidios con respecto al año anterior. 

En el plano Federal, a pesar que varios estados del país presentaron una disminución considerable de la violencia, como Zacatecas (-75.5%),  Nuevo León (-71.3%) o Jalisco (-55.1%) otros estados de la república como Baja California Sur (+73.7%), Coahuila (+30.8%) o Guanajuato (+13.2%) mostraron un aumento considerable en su tasa de homicidios. La disminución de la violencia en algunos estados y el aumento en otros muestra como la violencia, más que ser contenida, es en realidad desplazada a otros territorios. Al mismo tiempo, si se analiza la violencia a nivel local, se descubre que ciertas ciudades del país siguen sufriendo altos niveles de inseguridad. El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C reveló en su reporte de las 50 ciudades más peligrosas del mundo 2014 que 10 ciudades mexicanas integran dicha lista, siendo Acapulco la tercera ciudad más peligrosa del mundo solo después de San Pedro Sula en Honduras y Caracas en Venezuela.

%CODET2%

Un aspecto importante de la modificación en la estructura de la violencia ha sido la intensificación de ataques a grupos específicos de la sociedad. Con base en el estudio “Carga Global de la Violencia Armada 2015. Cada Cuerpo Cuenta” realizado por diversas Organizaciones No Gubernamentales y auspiciado por Naciones Unidas, México se encuentra dentro de los diez países con mayor número de feminicidios por arma de fuego en el mundo. Entre 2011 y 2014 México experimentó un incremento de la tasa de feminicidios de 2.4 a 3.2 para convertirse en el quinto país con mayor aumento en asesinatos a mujeres. Por otra parte, México se encuentra dentro de los países más peligrosos para practicar el periodismo de acuerdo con el último reporte de Freedom House sobre la libertad de expresión. Hasta la fecha, el gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido testigo de 10 periodistas asesinados durante los últimos tres años y 326 agresiones a periodistas reportadas solo en 2014, duplicando la cifra de periodistas agredidos durante el gobierno de Felipe Calderón.

La disminución de los homicidios a nivel nacional no ha tenido el mismo efecto en otros delitos como el secuestro. Durante los primeros 27 meses de la presente administración hubo un aumento en los secuestros del  57.2% con referencia a pasada administración. Mientras que en los últimos 27 meses del gobierno de Calderón se registraron 3,529 secuestros, en los primeros 27 meses de presidencia de Enrique Peña Nieto han ocurrido 5,389.

Previo

Video para dominguear

Siguiente

Qué tan felices somos los mexicanos