Miguel Herrera está enfermo

Un tipo que no sabe aceptar los errores, que todo el tiempo culpa a los demás, que llega a la violencia para solucionar los problemas, que no mide las consecuencias de sus actos, que maldice en público sin importarle su prestigio, que permite que su hija sea considerada como una parte fundamental de su cuerpo técnico y tenga tratos privilegiados con los jugadores y en hoteles. Un tipo como él está enfermo, algo no le funciona bien e incluso algunos expertos le han recomendado terapia.

Miguel Herrera así ha sido toda su carrera, la reciente bronca con Martinoli hizo recordarle que ese tipo de actitudes lo dejaron de la única oportunidad que tuvo de jugar un mundial en 1994. En esta Vía Recreactiva recordamos algunos momentos que nos hacen pensar que Miguel Herrera necesita ayuda y renunciar a la Selección Nacional.

vs Dolmo Flores de futbolista, con la selección nacional una patada y un cabezazo.

vs un utilero, aficionado o alguien de prensa que pasa al lado de él y se vuelve loco

vs el arbitraje, en un partido del Atlante sacó un discurso chilango: “es un ladrón”

_____

_____

vs Jamaica, el envalentonado chaparrito fue parte de una bronca histórica

vs José Ramón Fernández, “No soy un títere de nadie”

vs prensa 1, defendiendo al Maza Rodríguez “A ti que te importa” “Si piensas que te estoy faltando al respeto que poco cerebro tienes”

vs prensa 2, “Por favor dejen de decir tonterías” “Qué terco cabrón”

vs el arbitraje 2, “Me expulsó por sus pelotas”

vs organizadores de un partido amistoso “No understand mis pelotas”

vs el arbitraje 3. “Gracias”

vs Martinoli “Hay un solo pendejo que me ataca”

El exceso de videos es para dejar en claro y demostrar la calidad de Miguel Herrera, es un tipo controvertido, sí, polémico si, carismático, para algunos. Sin embargo Miguel también es un corriente, un violento, grosero, impulsivo, un tipo que quiere todas las pantallas, todos los aplausos, que además no es un gran director técnico, no sabe solucionar defensivas que lo bloquean o planteamientos tácticos que no le acomodan, además está enfermo. Miguel necesita entender que es una figura pública, que siempre se le exigirá más que al presidente, que el futbol en México lo siguen millones y él será ejemplo de algunos, tiene que asumir esa responsabilidad y hoy no lo ha hecho.

Miguel Herrera reproduce una serie de defectos de nuestra sociedad; no aceptamos críticas, buscamos el pensamiento universal, que nadie nos diga nada, que nadie nos toque, que nadie nos critique, que nadie nos molesta. Ahí hay gobiernos que censuran a los periodistas, ahí hay policías que golpean ciudadanos, ahí hay futbolistas que agreden a un periódico y aquí hay un director técnico que golpea a un narrador. Esa intolerancia es la que hace mucho daño Miguel, ojalá renuncies, ojalá te corran y ojalá te cures.

No hablamos por hablar, Martinoli confirmó en ESPN que Miguel Herrera lo golpeó.

Previo

Que siga la Copa América

Siguiente

México, 7 veces campeón de la Copa Oro

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *